Cartílago con impresora 3D híbrida

Cartílago impreso creado con una impresora 3D híbrida

Unos investigadores han desarrollado un método para “imprimir” cartílago que podría ayudar a tratar enfermedades de las articulaciones y lesiones deportivas. Afirman que el nuevo material es más robusto y resistente que las anteriores iniciativas para crear cartílago artificial.

Para crearlo, utilizan una impresora tradicional de inyección de tinta combinada con una máquina de hilar especializada.

El nuevo método podría dar lugar a cartílago creado a medida para cada paciente. Sin embargo, un experto advirtió que todavía es demasiado pronto para estar seguros de que llegará a utilizarse.

El estudio, publicado en la revista Biofabrication del Institute of Physic, supone el último intento de utilizar impresoras 3D en medicina después del uso de una máquina para fabricar una mandíbula inferior de reemplazo y de los intentos de crear estructuras impresas en 3D en las que apoyar el desarrollo de las células óseas.

Los científicos afirmaron haber sido capaces de construir cartílago a partir de un compuesto químico conocido como un polímero recubierto con células de cartílago de la oreja de un conejo.

Para ello, combinaron la impresora de inyección de tinta con una máquina que utiliza una corriente eléctrica para hilar unas fibras muy finas de la disolución polimérica.
Esto permitió controlar fácilmente la construcción, lo que implicó que los científicos podían hacer que el cartílago artificial fuese poroso. Esta es clave para lograr que las células de cartílago de verdad se integren en el tejido circundante. Fuente: BBC Technology