Avances de la tecnología: artefactos innovadores

Cambridge Consultants, una compañía de desarrollo y diseño de productos, ha mostrado algunos de sus últimos inventos en un evento celebrado la semana pasada en Cambridge, Massachusetts. Entre ellos se encuentran una radio sin botones, un baño donde una pantalla con conexión inalámbrica nos muestra estadísticas sobre nuestra salud y una interfaz de usuario que traduce las ondas cerebrales a comandos de ordenador. Algunos de ellos llegarán a las tiendas en unas semanas.

Radio en forma de cubo
A medida que los dispositivos se vuelven cada vez más complejos, los diseñadores buscan desesperadamente la simplicidad en la forma. La radio por Internet Q2 Cube, que carece de botones, intenta innovar en la forma en la que los usuarios interactúan con ella. La radio en forma de cubo permite a los usuarios elegir las emisoras de radio o modificar el volumen simplemente moviendo el aparato. Para seleccionar una de las cuatro emisoras preestablecidas, basta con apoyar el cubo sobre una de sus caras. Inclinarlo hacia adelante sube el volumen y hacia atrás lo baja. Su precio todavía no ha sido desvelado, pero el dispositivo podría estar en las tiendas del Reino Unido a tiempo para Navidades.

Antena implantable
Pronto la atención al paciente irá más allá de la consulta del médico. Nuevas tecnologías inalámbricas de bajo consumo permitirán la implantación de dispositivos de monitorización en el cuerpo de los pacientes para ayudar a controlar la tensión arterial, el metabolismo, etc. Sin embargo, una de las dificultades de estos dispositivos inalámbricos es el diseño de una antena apropiada, capaz de funcionar en el interior del cuerpo humano, donde la grasa, los músculos y la piel originan unas condiciones complejas para la transmisión de las señales inalámbricas.
Esta nueva antena implantable utiliza la banda de frecuencia de 402-405MHz del Medical Implant Communications Service (MICS). En combinación con un circuito integrado a medida o un sistema en un chip, los fabricantes de dispositivos pueden utilizar la antena en marcapasos, dispositivos de neuroestimulación y sistemas de diagnóstico y de formación de imágenes ingeribles.

Pacientes conectados
Los equipos de fitness y salud no escasean: los hay desde la escala digital básica a los monitores de tensión arterial y ritmo cardíaco. Pero la mayoría de ellos funcionan de forma independiente y carecen de un modo sencillo para compartir los datos y observar patrones a partir de ellos.
Imaginemos ahora un baño del futuro en el que estos dispositivos se puedan comunicar entre sí y enviar la información de forma inalámbrica a una pantalla. Es fácil hacerlo con el Bluetooth Health Device Profile y la especificación IEEE Personal Health Data . En el pasado, las comunicaciones entre dispositivos médicos se basaban en estándares propietarios que ofrecían una interoperatividad limitada o ninguna entre sí. Los últimos estándares de Bluetooth e IEEE desarrollados específicamente para uso médico han hecho que esto cambie.

Control con la mente
Traducir las ondas cerebrales a comandos de ordenador es un nuevo campo en el diseño de interfaces de usuario. La idea es a concrete yudar a los individuos que está totalmente paralizados a comunicarse sin necesidad de pasar por una cirugía para la implantación de electrodos en el cerebro. La interfaz tiene tres componentes primarios de hardware y varias aplicaciones (software) especializadas. Un gorro de malla sostiene firmemente unos pequeños sensores contra la cabeza del usuario. Hay un amplificador conectado a los electrodos. Este se utiliza para potenciar las señales analógicas, medidas en microvoltios, que se reciben de la superficie del cuero cabelludo. A continuación, las señales se convierten en una señal digital y que se analiza con el software de procesamiento de señal instalado en un ordenador. El PC está conectado a dos monitores, uno para la interfaz del cuidador y otro para la del usuario.
El principal reto está en desarrollar un gorro sensor que sea cómodo y que cualquier persona sin ningún tipo de preparación lo pueda colocar fácilmente. De momento, una desviación de milímetros en la colocación de una sesión a otra afecta considerablemente a la precisión del sistema. El precio aproximado del sistema para un paciente será de 5.000 dólares, aunque los investigadores ha afirmado que intentarán reducir su precio.

Radar que atraviesa las paredes
Los agentes de policía y otras fuerzas especiales ansían poder ver a través de las paredes en operaciones de rescate o militares. Prism 200 es un diminuto radar de mano que proporciona información inteligente sobre el movimiento y la localización de las personas en el interior de una habitación o edificio. Funciona a través de paredes de ladrillo y hormigón y es lo suficientemente sensible como para detectar la respiración. Los usuarios del radar pueden cambiar entre tres vistas: frontal, plano y perfil; para hacerse una idea completa de la situación. También se puede utilizar por control remoto.

Fuente: CNN