Un anillo vaginal para reducir el riesgo de VIH

Un anillo vaginal puede proteger frente a la infección por el VIH gracias a la liberación de forma continua un medicamento antirretroviral.


Los medicamentos antirretrovirales se utilizan como profilaxis para prevenir la adquisición del VIH. Pero en los ensayos clínicos que se han hecho entre las mujeres africanas no se ha conseguido reducir la incidencia de la infección de VIH, probablemente debido a que estas mujeres no hacen un uso continuo y adecuado de estos fármacos, y por tanto se reduce su eficacia.

Los resultados de una nueva investigación suponen un gran avance en la lucha contra el VIH ya que han encontrado una forma de administración de los antirretrovirales más prolongada que protege frente a la infección por VIH.

Se trata de un anillo que se inserta en la vagina, y que libera lentamente un fármaco antirretroviral.

Un anillo vaginal para reducir el riesgo de VIH

Un anillo vaginal frente al VIH.

El anillo mide un poco más de 6 cm de ancho y está fabricado en silicona.

Se deja en la vagina durante un mes y luego se reemplaza. Cuesta 5 dólares, tiene una vida útil de cinco años y libera dapivirine (un fármaco antirretroviral). El anillo debe ser reemplazado cada 4 semanas.

Una de sus ventajas es que las mujeres no tienen que pedir permiso a sus parejas y no necesitan ayuda para poder usarlo.
Un hombre puede negarse a usar un condón o a que su mujer utilice algún método anticonceptivo. Pero en el caso del anillo vaginal, la mujer se lo puede colocar ella misma, sin que ni ella ni su pareja noten que está e incluso sin necesidad de decirle nada al hombre.
Un anillo vaginal para reducir el riesgo de VIH
Andrew Loxley

¿Protección segura y eficaz frente al VIH?

Este ha sido un gran ensayo clínico en 15 lugares de cuatro países del África subsahariana: Malawi, Sudáfrica, Uganda y Zimbabwe, en el que se ha analizado si el uso de un anillo vaginal con dapivirine podría proteger contra la infección por el VIH.

 

El estudio incluyó a 2.629 mujeres de entre 18-45 años que no tenían VIH, pero que estaban en alto riesgo de infección por el VIH. 
Las mujeres se dividieron aleatoriamente en dos grupos: un grupo recibió un anillo vaginal con 25 mg de dapivirina, y un grupo de control recibió un anillo placebo.

Además del anillo vaginal, todas las participantes del estudio y sus parejas también recibieron formación sobre prevención del VIH como el asesoramiento para la reducción de riesgo de VIH, pruebas de VIH, tratamiento de las infecciones de transmisión sexual y condones gratis.

Con el uso del anillo vaginal se produjeron 97 infecciones de VIH en el grupo del placebo y 71 en el grupo tratado con el antiviral.

La protección no fue completa.

En general, el anillo redujo el riesgo de infección por VIH en un 27%.

 

Pero cuando las mujeres fueron ordenadas por edad, los investigadores encontraron que el dispositivo era considerablemente más eficaz en las mayores de 21 años. En las mujeres mayores de 25 años esta protección llegó hasta el 61%, probablemente por las mujeres a partir de esta edad hacen un uso más consistente del anillo vaginal que las mujeres más jóvenes.
En las mujeres menores de 21 años, el anillo con dapivirine proporcionó poca o ninguna protección frente a la infección por VIH. Pese a los datos, se necesitará más investigación para saber si esta falta de protección se debe al comportamiento, a la biología o a una combinación de ambas cosas.
Baeten JM, Palanee-Phillips T, Brown ER, Schwartz K, Soto-Torres LE, Govender V, y col. The New England Journal of Medicine (2016). Más información.
¿Un gran avance?
Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!