Consumo de alcohol, adolescentes y genes

Consumo de alcohol, adolescentes y genes
Un gen puede ser el responsable de que algunos adolescentes abusen del alcohol.
Algunos adolescentes tienden a abusar del alcohol como consecuencia de una predisposición genética. Estos jóvenes tienen una versión de un gen que hace que el alcohol les provoque fuertes sentimientos de placer y recompensa.
Un estudio, dirigido por el King’s College London’s Institute of Psychiatry y publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), muestra porque algunos adolescentes tienen más predisposición que otros para beber grandes cantidades de alcohol en un corto periodo de tiempo.
El abuso del alcohol en los adolescentes, además de causar problemas como un comportamiento antisocial creciente y tener riesgos asociados, como conducir ebrio y practicar sexo sin protección, también se ha relacionado con un desarrollo cerebral deficiente y problemas a largo plazo para la salud.
Las sustancias adictivas como el alcohol estimulan la liberación de dopamina en el cerebro, lo que produce sensaciones de placer y recompensa.
Esta nueva investigación muestra que el gen RASGRF-2 juega un papel crucial en el control de cómo el alcohol estimula el cerebro con la liberación del neurotransmisor dopamina, y por lo tanto cómo provocar la sensación de recompensa.
En las personas que tiene cierta variante genética del gen RASGRF-2, el alcohol les ocasiona una sensación de recompensa más fuerte, haciéndolos más propensos a abusar del alcohol. 
Los autores descubrieron que los ratones sin el gen RASGRF-2 no buscaban alcohol, y  cuando lo consumían, la falta del gen evitó la liberación de dopamina en una región del cerebro llamada área tegmental ventral (VTA), que se asocia con la sensación de recompensa.
Mediante escáneres cerebrales, también se analizó la actividad cerebral de 663 niños de 14 años que consumían mucho alcohol, sin llegar a ser alcohólicos.
Encontraron que los que tenían cierta variante del gen RASGRF-2 tenía más actividad en la zona estriado ventral, una zona del cerebro que se anticipa a la recompensa. Esta parte del cerebro está estrechamente relacionada con el área tegmental ventral y participa en la liberación de dopamina.
Los jóvenes que tenían esta versión del gen liberaban más dopamina anticipándose a la recompensa, por lo que sentían más placer con el consumo de alcohol. 

Temas relacionados con: Consumo de alcohol, adolescentes y genes

Añadir Comentario

Subscribe!