Cómo poder reparar molduras en techos

Las molduras de una habitación, todas aquellas partes salientes que sirven para adornar entre las paredes y los techos de las salas de una vivienda, pueden verse dañadas con el paso de los años por el asentamiento del propio edificio. Este tipo de daños o grietas en las molduras pueden ser reparadas fácilmente con material de relleno, mientras que las partes ausentes de una moldura en una habitación tiene que ser reconstruidas totalmente. A continuación te detallamos la forma más fácil de hacerlo paso a paso.

6 sencillos pasos para reparar molduras en techos 

Los tramos cortos de molduras pueden ser arreglados en las misma habitación, sin embrago trozos más largos se deben hacer en un banco de trabajo y después tienen que ser acoplados en la pared con un poco de yeso sobre la continuación de la moldura ya existente.

En cualquier caso, ya sea la reparación de una pequeña moldura o de un trozo largo de la misma, se requiere la eliminación de la pintura existente antes de comenzar cualquier tarea de reparación.

Pasos a seguir para la reparación en el mismo lugar

  1. Clavar provisionalmente una guía en la pared, justo en el borde inferior de la moldura y a lo largo de la pared que se desea reparar.
  2. Hacer una plantilla del perfil, incluyendo la guía. La manera de proceder en estos casos es con una lámina de aluminio o de plástico y obteniendo la forma deseada de la moldura. Para asegurarse de que el modelo construido es el idóneo, acercar la plantilla al resto de sectores de la moldura, así comprobar si está bien.
  3. Encolar y atornillar el perfil a una tabla de soporte y cortar la tabla según la forma de la moldura, pero con el borde del contorno biselado a 45º aproximadamente.

  4. Atornillar la regla al perfil, de manera que apenas toque la pared al apoyarlo, y asegurarse de que el patrón y la base forman un ángulo de 90º. Más tarde, atornillar una pieza rectangular a la parte posterior del perfil y a la base para ofrecer firmeza al conjunto.
  5. Añadir un listón a la base, a ambos lados del perfil y a nivel del borde del mismo. A continuación, retirar el material suelto y humedecer la zona que va a ser restaurada de la moldura. 
  6. Mezclar el yeso París hasta obtener una consistencia cremosa y extender sobre la zona afectada. Por medio de sucesivas capas de yeso, ir aumentando el grosor de la moldura e ir desplazando el patrón horizontalmente hasta obtener la forma deseada, mientras se va endureciendo el yeso.

Realizar un tramo largo de moldura para el techo

Los tramos de moldura largos se pueden hacer en un banco de trabajo si prepara un ángulo recto con dos tablas atornilladas, que representarán la pared y el techo.

De esta forma se puede trabajar más cómodamente.

  1. Adherir un filete triangular en el ángulo, medir la altura de la moldura existente y fijar un listón guía a la tabla que representa la pared a la misma distancia de la tabla que representa el techo.
  2. Tomar el perfil de la moldura y hacer una plantilla, como se ha realizado en la reparación de la moldura en el mismo lugar.
  3. Mezclar el yeso y extender contra las caras de la pieza mientras desplaza al mismo tiempo el perfil a lo largo de la sección para obtener la forma a medida que se va añadiendo capas de yeso.
  4. Una vez la moldura seca, eliminar la moldura del molde realizado al principio, quitar el material dañado a ambos lados del trozo que se está reparando en la pared y eliminar las partículas sueltas del ángulo con un martillo y un cincel.
  5. Cortar la nueva sección realizada a medida de la moldura existente y aplicar pegamento especial para yeso para unir ambas partes, la nueva y la vieja existente. En el caso de que el nuevo tramo de moldura sea muy grande, utilizar tornillos para su fijación completa y perfecta.
  6. Eliminar el exceso de adhesivo y rellenar las juntas a ambos lados, limpiar toda la zona con una esponja húmeda.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.