Cómo hacer reparaciones de enlucido

En algún momento de la vida de la vivienda habrá que rellenar grietas o agujeros con yeso en algunas de las paredes de la casa, debido al propio deterioro de la misma, o como parte de los preparativos normales del enlucido. Otro tipo de reparaciones son aquellas que requieren un mayor trabajo tanto en tiempo como en nivel de conocimientos. En este sentido, se encuentran las labores de eliminar una chimenea o tratar una pared entera o, incluso eliminar una de las paredes de la vivienda.

Pasos a seguir para Enlucido sobre una chimenea

Una chimenea tapiada constituye un espacio lo suficientemente grande como para que el aficionado consiga una buena práctica en el manejo y utilización de las herramientas de albañilería, sin que ello suponga un trabajo excesivamente complicado. Este tipo de reparaciones se pueden realizar con yeso de capa única o con una capa de imprimación y otra de acabado.
  1. Preparar el paramento eliminando el polvo de aquellas partículas sueltas que se encuentran en el ladrillo y alrededor del mismo. Después, mezclar el yeso en un cubo. 
  2. Más tarde, humedecer el parámetro con agua limpia y colocar una tabla de madera para poder recoger los restos de yeso con facilidad. 
  3. Mezclar el yeso sobre un caballete y aplicar sobre los ladrillos con una llana. Aplicar el yeso de forma ordenada, comenzando por la parte inferior de cada sección extendiendo de forma vertical; realizando el enyesado por áreas, uniendo el borde de una de las áreas con la siguiente para obtener un mayor grosor. 
  4. Nivelar con una regla y rellenar cualquier agujero que pueda existir. Y volver a nivelar con la regla la superficie trabajada.
  5. Dejar que el yeso endurezca durante, al menos, unos 45 minutos, y cuando observe que la presión del dedo no deja huella sobre la pared, humedecer ligeramente la superficie con una esponja. 
  6. Humedecer la llana y dar al yeso un acabado suave y liso, ejerciendo una firme presión vertical y horizontal, y manteniendo la herramienta en cuestión siempre húmeda.
  7. Dejar secar por completo, durante aproximadamente seis semanas, antes de colocar la chimenea. Aplicar una capa de imprimación y una capa de acabado tal y como se ha descrito anteriormente.

Cómo actuar para la reparación de una esquina rota

Cuando un trozo de una esquina enlucida se ha roto y se ve le ladrillo, se puede reconstruir perfectamente por medio de yeso con una o dos capas. Para ello, utilizar un listón de 100 mm de ancho para realizar el trabajo bien y con precisión. Por medio del cincel, eliminar el yeso del borde dañado de la esquina y dejar al descubierto unos 100 mm del muro de ladrillo. Si se utiliza el yeso de dos capas, primero situar la tabla guía contra el yeso antiguo. Después fijar con clavos en la pared, pero lejos de la esquina para que ésta no se dañe más de lo que está.
Mezclar el yeso de la capa de imprimación, humedecer el muro de ladrillo y los bordes del yeso antiguo y rellenar el lado que está al nivel de la tabla, pero no la pared. Después, raspar el yeso nuevo con la llana. Cuando el yeso ya esté endurecido, eliminar la tabla de la pared para evitar que el nuevo yeso se pueda desprender. El nuevo borde en el que se ha trabajado representa una de las caras de las superficie acabada, por lo que deberá afinarlo con la llana y la regla.

Una vez que ha terminado y dejar secar el yeso en uno de los lados, clavar de nuevo la tabla en el otro lado sin arreglar, pero en esta ocasión hasta el nivel de la nueva esquina. Hacer el mismo procedimiento que anteriormente y rellenar de yeso el hueco que aparece. Si es preciso, humedecer la capa de imprimación para mejorar la adherencia del yeso. Cuando ambos lados estén firmes, pulir el nuevo yeso con la llana, redondeando el ángulo recto. Después, dejar secar todo el conjunto, para luego poder pintarlo de nuevo como el color que tenia anteriormente.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.

Añadir Comentario