Cómo construir y decorar un biombo

La forma más fácil de construir tu propio biombo

Fabricar tu propio biombo es una tarea de las más sencillas que se pueden hacer para entrenar en las técnicas de tapicería, a la vez que se gana un nuevo elemento de decoración y de división de espacios, que puede adaptarse a distintos ambientes.
En primer lugar, tienes que construir el biombo, para lo que se necesitará saber cuales son las medidas de las que disponibles, también debes saber que un biombo semiplegado pierde longitud respecto a un biombo totalmente plegado. Calcular, el espacio útil ocupado por el biombo. Normalmente, el espacio de fondo del biombo es de 20 cm y de un 80% de su longitud total; un biombo de 1,5 metros ocupará al menos un espacio de 20 x 120 cm.

Materiales necesarios para realizar un biombo de tres hojas

Biombo de tres hojas, de 45 cm de ancho y 160 cm de largo, se necesitan los siguientes elementos:

  • 3 tableros de aglomerado con medidas de 160 x 45 x 2 cm.

  • 1 plancha de gomaespuma de 1 cm de grosor y suficiente para cortar 6 laminas de 160 x 45 cm.
  • Cola de contacto y  de un pincel para su aplicación.
  • Cola blanca de carpintero.
  • 6 bisagras de 80 mm de largo y tornillos de latón aglomerado.
  • Tela de tapicería. Para una tela que mida 1,60 metros, se requerirá 3,30 metros.
  • Galón de pasamanería.
  • Grapadora de tapicero y grapas de 8 mm.

Pasos a seguir para construir un biombo

  1. Comprados los tableros ya cortados, medir con uno de ellos la gomaespuma y cortar las seis planchas del mismo tamaño.
  2. Colocar los tres tableros en paralelo en el suelo, extender con cuidado la cola blanca a todos ellos y pegar encima de cada uno, una de las planchas de gomaespuma. Una vez secados, dar la vuelta a los tableros y repetir la operación por la cara opuesta.
  3. Cortar la tela en dos trozos de 1 metro, con las orillas situadas en el canto lateral del tablero, de forma que tendrá que grapar solamente uno de los cantos. Cortar la tela sobrante dejando el margen justo para solapar las dos orillas y la que queda encima se puede doblar hacia dentro 1 cm.
  4. Sujetar con alfileres, provisionalmente, la tela de forma que este lo más alineada y tensa posible. Grapar todo el borde, colocar las grapas un poco ladeadas para asegurar que sujetan bien las dos telas. Acomodar los bordes superior e inferior de las misma manera y repetir los mismos pasos con el siguiente tablero.
  5. Forrar el tercer tablero, sujetando las dos tiras de tela con los derechos encarados y colocar sobre una cara del tablero; grapar longitudinalmente sobre uno de los cantos cogiendo las dos telas a la vez y de la vuelta a una de las telas para rodear con ella la otra cara del tablero. Cerrar de la misma manera el canto.
  6. Colocar bisagras a unos 30 cm del borde del tablero, en los extremos, y la tercera en medio de las dos, a unos 50 cm de cada una de ellas.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.