Cómo colocar vinilo, corcho y linóleo

El procedimiento de colocación de estos tres elementos es el mismo, la única diferencia es si el material se encuentra distribuido en losetas o en láminas continuas.

Cómo colocar vinilo, corcho y linóleo: En losetas

Realizar un replanteo previo al igual que en la aplicación de las cerámicas, ya que se trata, en la mayoría de los casos, de baldosas con forma cuadrada. Después de trazar sobre el suelo las lineas de referencia, proceder a extender el adhesivo con la ayuda de una llana o espátula dentada para que se produzca una capa uniforme. Si la baldosa ya viene encolada de fábrica, ir retirando el papel protector y colocar en el suelo, no sin antes comprobar dónde va, ya que este tipo de baldosas adhesivas son muy difíciles de rectificar. Cada cierto número de baldosas pasar un taco de madera, fuerte y bien pulido para apretar la baldosa contra el suelo fijando el pegamento y asentando las juntas. Cuando haya colocado todas las piezas que caben enteras, proceder a utilizar losetas cortadas para finalizar la zona perimetral de la habitación.

 

Pasos a seguir para la colocación en losetas

  1. Colocar una baldosa pegada, poner sobre ella otra hasta que haga tope en la pared.
  2. Marcar el borde de esta última baldosa colocada debajo y cortar por la línea.
  3. Utilizar el trozo de baldosa que queda visible, que es la que encaja exactamente en el hueco.
  4. Todas las demás baldosas de la zona perimetral deberán ser marcadas de la misma forma.
A la hora de colocar las baldosas de vinilo o de linóleo es frecuente que se hagan combinaciones artísticas de las losetas sobre el suelo, personalizando los colores o la colocación de las mismas.

En el caso de que desee realizar alguna creación de este tipo, realizar previamente un plano del suelo para estudiar mejor la distribución de los dibujos o de los adornos que se van a disponer. Observar la colocación de los muebles para valorar el posible interés de realizar una creación y un trabajo más costoso, no vaya a ser después no se pueda ver por culpa del mobiliario. Es recomendable que se elijan motivos geométricos para realizar este tipo de creaciones, ya que son fáciles de calcular, cortar y adaptar.

Una vez realizado el plano y decidido el motivo decorativo, proceder a preparar las piezas de cada color que sean necesarias para el trabajo. Tener en cuenta que las piezas tienen que encajar a la perfección y siempre según el plano previsto y dibujado. Por eso, primero hacer un patrón exacto para saber qué piezas tienen que ser cortadas y cuáles no y nunca iniciar un trabajo sin esa labor. Una vez que tenga todo claro y sepa cuál es la colocación y localización de cada pieza, colocar cola de contacto en las baldosas y dejar secar unos minutos. Después, poner cada pieza en su lugar y presionar para que se adhiera bien en el suelo. Por último, si las baldosas son de corcho y no vienen prebarnizadas, aplicar tres capas de barniz, dejando 24 horas de secado entre capa y capa.

Cómo colocar vinilo, corcho y linóleo: En rollo

A pesar de que los pavimentos sintéticos en losetas es más cómodo y fácil, además de permitir hacer más combinaciones y dibujos que en lámina continua, lo cierto es que el rollo tiene la ventaja de la ausencia de juntas intermedias, lo que imprime al acabado una mayor resistencia, un mejor mantenimiento y una mayor durabilidad. Para colocar un pavimento de este tipo es necesario aclimatar el material dejándolo extender y alisar. Para ello, el rollo debe ser extendido en la habitación donde se va a colocar durante 24 horas. Ese será el momento de aplicar la lámina a unos 5 cm del borde de las paredes, para que se vaya formando el material y se adapte perfectamente a los contornos del suelo. Incluso, se puede golpear el material con una maza de goma sobre un taco de madera grueso para que se vaya marcando el material justo en la línea de ángulo. También se puede marcar por medio de una espátula no cortante.

En las esquinas de la lámina hacer cortes en cuña para el sobrante no estorbe los pliegues que se hacen en la placa, al tiempo que se ajustan los contornos de todas las piezas de mobiliario o de instalaciones fijas. Una vez que el contorno este marcado, cortar la zona sobrante con una cuchilla, mientras la pieza restante está sujeta contra la pared por medio de una regla metálica. Pegar el revestimiento por zonas, empezando por el centro de la habitación y avanzando hacia fuera. Para ello, extender la cola en ambas superficies, dejar secar y extender la lámina o placa, presionando fuertemente contra el suelo. Si hay que empalmar piezas, dibujar en el suelo la línea de la junta que se debe hacer. Colocar la segunda placa unos 5 cm montada sobre la anterior, haciendo casar el dibujo que haya por medio de una regla y una cuchilla, cortar firmemente y sin desviarse las dos láminas a la vez, por la línea marcada que le sirve de guía. Poner cola en las dos partes y hacer la junta con cuidado para que no se muevan las piezas; por último, presionar con un rodillo de goma para pegar los bordes. 

Pasos a seguir para colocación en rollo

  1. Extender la lámina del pavimento y golpear todo el contorno para que se amolde a la forma de la habitación.
  2. Una vez extendida la lámina del pavimento, realizar cortes en las esquinas para facilitar el encaje perfecto de la placa en el suelo. Se hace así para sortear cualquier obstáculo que pueda haber, como una columna en mitad de la habitación o pegada a una pared.
  3. Cortar los trozos sobrantes con un cúter afilado y por medio de una regla metálica.
  4. Extender el adhesivo en las dos partes y dejar secar durante unos minutos antes de pegar.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.