Cómo colocar tarima flotante o parqué

Antes de proceder a la colocación de un suelo de madera, ya sea tarima flotante o parqué dejar el material correspondiente unos días en la habitación donde se vaya a colocar, cerrando puertas y ventanas. Esto sirve para que la madera se aclimate al nuevo hábitat y los procesos de contracción-dilatación no le afecten.

Colocación de Tarima Flotante

En el caso de la tarima flotante, ésta puede colocarse sobre cualquier tipo de suelo a excepción del revestimiento blando. Si la superficie es hormigón, aplicar primero un tratamiento aislante a base de asfalto que proteja a la madera de la humedad del hormigón. Colocar una capa de algunos de los elementos amortiguadores que se venden especialmente para este fin, como polietileno, poliestireno o fieltro, y fijar por medio de cinta adhesiva. Normalmente, las tablas de tarima flotante vienen ya barnizadas y acabadas, y este tipo de revestimiento no se clava en el suelo ni entre sí, sino que las tablas van encoladas unas con otras.

El procedimiento habitual de colocación es empezar por una esquina del suelo y proceder a calzar la primera tabla por medio de unas cuñas de margen junta con la pared. Aplicar cola blanca en la ranura de la tabla siguiente y colocar junto a la anterior; después, con un martillo, golpear firme pero suavemente, hasta encajar completamente la nueva tabla.

Es importante que vaya comprobando la posición de cada nueva tabla e impedir que coincidan siempre las tablas a la misma altura. Colocar las tablas en la dirección perpendicular a la luz natural, paralelas a la pared de la ventana. Antes de colocar la última tabla, medir el hueco disponible y descontar 8 mm de margen de seguridad utilizados para la expansión y corte. Para pegar esta última tabla, forzar un poco las anteriores, haciendo palanca para levantarlas.

Igualmente, proteger la pared y las tablas para realizar esta última operación.

Pasos a seguir para la colocación de Parqué 

La colocación del parqué es relativamente sencilla y no se diferencia en esencia a la de los pavimentos de losetas cuadradas o rectangulares. Las tres fases de colocación del parqué son las siguientes:

  1. Comenzar a colocar el centro de la habitación, justo en el ángulo formado por las cuerdas de marcar.
  2. Marcar las piezas que tiene que cortar, dejando un margen de dilatación de unos 10 mm.
  3. Colocar las piezas y clavando el rodapié.

Si tienes alguna duda, pregúntame y responderé lo antes posible.