Tendencia ¡Color Block!

 

¡Buenos días! Hoy me he levantado con mucha energía, he venido unos días a visitar a la familia y eso, siempre carga las pilas :), y como para mi la energía es igual a color…pues he decidido hacer un post sobre “Color Blocking”. Supongo que esta tendencia os sonará más del mundo de la moda, pero es una tendencia que está pegando fuerte desde finales de 2012 en el mundo del diseño interior, y que va a continuar esta nueva temporada.
Voy a daros unas claves para realizar una intervención en casa, no es una ley para seguirla al “pie de la letra”, pero nos ayudará si estamos un poco perdidos:
  1. Lo primero y más importante, usar colores sólidos.
  2. Elegir un color principal, y luego, dependiendo de la mezcla o lo atrevidos que seamos ir combinándolo con 1, 2 o más colores.

  3. Una vez elegido el color principal, ir probando con los colores complementarios.
  4. Se pueden incluir los diferentes colores de dos formas, en las paredes y objetos grandes, que tengan una superficie importante (sofás, alfombras…) o ir añadiendo pequeños toques en pequeños objetos (lo veremos un poco más abajo).
  5. Por último, intentar crear un equilibrio de color, por ejemplo darle al color principal un 60-70% de importancia, al segundo un 40% y un 20% al tercero. Así lograremos un equilibrio visual más controlado y armonioso.

 

Por otro lado, para los que os guste esta tendencia y no queráis pintar toda la casa o cambiar vuestros muebles, existe la opción de incluir esta tendencia a través de objetos y complementos de decoración:
  • Aquí podemos seguir con la regla del color principal, por ejemplo el que ya predomine en nuestra salón, dormitorio.

    ..y elegir objetos, textiles, de 1, 2 o más colores.

  • Los textiles aquí forman una parte importante, fundas de cojín, cortinas…son elementos fáciles de cambiar y con una gran variedad de colores, incluso algunos ya están diseñados con “color block”, lo que nos ahorraría el decidir qué colores elegir, los objetos ya nos dan las pistas, así sería elegir objetos en los mismos tonos que los textiles.
  • Por último, podemos escoger un sólo tono que acompañe a nuestro color principal, e ir aumentando su porcentaje en el espacio con varios objetos de ese color, además podemos “customizar” algunas piezas y adaptarlas a los colores que hayamos elegido, taburetes, mesas auxiliares, camareras…todo vale, siempre que respetemos el color principal :)

Sí tenéis cualquier duda, plantearla y os ayudaré en todo lo que esté en mi mano, se que a veces cambiar de “colores” asusta un poco, porque no sabemos si nos cansarán más que los que tenemos, pero en mi opinión los cambios son buenos ;).

Muaaaaka!!