“Juego de Tronos” en Casa: El Sillón Orejero

Estoy segura de que todos tenemos en el recuerdo un sillón orejero, creo que (por lo menos en España) ha sido y sigue siendo una pieza clave de cualquier salón o salita, a mi me trae buenos recuerdos en los que mis tías se sentaban a coser en su sillón orejero.

No se muy bien cuando se inventaron ni cual sería su primera función al añadir esa especie de “orejas” a una butaca, en mi mente se pasean ideas de confort, de recogimiento, un poco de…como decirlo, “quiero evadirme del mundo un ratito”, y entonces ¡chas! apoyas tu cabeza en tu sillón y te desvaneces ;).

He de decir que no soy una fiel amante este tipo de sillones, pero en casa de mis padres tenemos dos, y desde hace tiempo estoy haciendo una campaña de cambio, y entre nosotros…va dando sus frutos ;P. Os cuento todo esto porque gracias a que mi madre se está planteando hacer el cambio (gracias mamá), me he puesto a buscar un codiciado “orejero” para mi padre, y de ahí, de mi búsqueda, sale éste post, porque he descubierto que sí, que los orejeros siguen de moda, y que hay diseños actuales muy interesantes e incluso algunos de estilo clásico que me han parecido geniales, ¡ni yo me lo creo!

Claves para elegir y amar un sillón orejero:

  • Lo primero primerísimo (algunos quizá no estaréis de acuerdo) es que tiene que tener “orejas”, esos sillones orejeras sin orejas, no entran en mi selección porque...¿donde apoya uno la cabecita para dormir la siesta? Si alguien tiene la respuesta, que nos la diga ;D
  • Lo segundo la comodidad, como comentaba al principio, es cómo un espacio que te abraza, asique si vamos a estar en él largos ratos, debe de ser cómodo y confortable. Y aquí debemos hablar de los materiales, sorprende la cantidad de textiles que se utilizan para su diseño, a día de hoy desde el clásico terciopelo, hasta el metacrilato como soporte.
  • ¿Donde colocarlo? Pues todo dependerá de su uso, si lo queremos para ver la tele y de paso dar alguna cabezada ;P, debemos hacerle un hueco en el salón, pero si lo queremos para leer, coser, o simplemente tener un ratito para nosotros, mis espacios favoritos son el dormitorio y la terraza, cerca de alguna ventana en la que entre el sol por la tarde.
  • Por suerte ahora mismo existen muchos estilos y seguro que encontramos alguno que encaje en nuestro hogar, soy partidaria en este caso de los orejeros de diseño, sí, lo sé no son precisamente baratos, pero es una de esas piezas que a no ser que la tengamos para ver la televisión, nos durará toda la vida, asique…podemos invertir un poquito más ;).
  • Otra opción puede ser tapizar ese sillón que os trae muchos recuerdos, siempre será una pieza especial, podéis tapizar sólo los cojines y darle un aire nuevo, y si sois más atrevidos podéis optar por el patchwork
si realmente sois amantes de éste tipo de sofás, no perdáis el tiempo y animaros a tener uno y hacerle el protagonista del espacioeligiendo un bonito rincón, un tapizado atrevido, un color llamativo o un material diferente, porque a veces realzar una pieza hace que gane protagonismo todo el espacio.

Enlaces: ArchiExpo / Sancal / Miliboo / Ikea / 
Muaaaaka!

Añadir Comentario