Hoteles de diseño: Sha Wellness Clinic

Hoy traemos un hotel, que aparte de incluir el diseño en su arquitectura, interiorismo y branding de una forma elegante y muy cuidada, lo hace con a través de sus instalaciones, ya que son referencia mundial en terapias naturales para la salud, el SHA Wellness Clinic. Tuve la suerte de poder acceder a sus instalaciones, y aunque no pude probar sus tratamientos, comprobé que los espacios y ambientes están sumamente cuidados.

El “SHA” es un conjunto de espacios pensados desde cero, incluso antes de su construcción, para crear una sensación de calma y equilibrio. Es un hotel al que escaparse para desconectar y cuidarse al 100%, ya que podemos realizar cualquier actividad sin necesidad de salir de sus instalaciones, desde varias boutiques hasta su propio espacio wellnes con más de 4.000 m2, de hecho, más que un hotel es un generador de experiencias es un mismo lugar.

Nada más llegar te encuentras con una cascada de agua cristalina que cae por su fachada, ya en éste momento nos invitan a relajarnos con el sonido del agua.

Accedemos a su recepción, muy cuidada, cuyas fachadas son de vidrio, lo que genera una sensación de amplitud que conecta de forma inmediata con los jardines exteriores, en los que encontramos tres tipos zen, tropical y mediterráneo. Todo en blanco impoluto, lo que inunda de luz mediterránea los espacios interiores, hecho que se repetirá en casi todas las estancias, y de fondo el mar y la montaña, un paraje espectacular.

El resto de espacios siguen un diseño similar, la biblioteca junto con el club, proyectada para relacionarse, leer y compartir. Espacios de aprendizaje, showcooking, cine, salas de conferencias, gimnasio especializado…espacios de ocio en los que incluyen la madera que recoge de forma cálida éstas estancias.

La zona clinic&wellness se transforma para dar paso a tonos más oscuros y luces más tenues que crean un entorno más relajado, aquí hay uso muy cuidado de materiales, que generan texturas, brillos y reflejos bien pensados y situados para ir focalizando las sensaciones que a su vez se acompañan de tratamientos.

Un mix elegante de equilibrio entre blancos y negros, que nos ayudan a identificar incluso las cabinas de una forma clara sólo con el uso del color, y siempre sin perder la referencia de la naturaleza que lo rodea a través de paños de vidrio.

Seguimos subiendo plantas hasta llegar a sus magníficas terrazas, que son todo un regalo para la vista ya que giran casi 360º, aquí encontramos las mejores vistas sin ninguna duda, desde el mar infinito a las montañas alicantinas, con Alfaz del Pi al fondo; un bonito contraste entre naturaleza y urbe que éste lugar único nos permite observar. En ésta planta también tenemos su magnifico restaurante, en el que la alimentación está muy cuidada, otro de los puntos fuertes del lugar, su Gastronomía Saludable, con alimentos ecológicos de temporada, aquí los aditivos y cualquier componente químico o artificial están prohibidos, y esto mismo se intenta reflejar en el espacio, un espacio muy cuidado en el que el blanco y el gris son los protagonistas, en el suelo encontramos mármol, que  genera un reflejo único y aunque cerrado, la sensación espacial de gran amplitud, por estar cerrado con vidrios que nos permiten comer rodeados de la naturaleza, un espacio en el que el protagonista real es el plato.

Por último sus suites, no tuve la suerte de acceder porque estaban ocupadas, pero por las fotos y por la calidad del resto de espacios que sí pude visitar no dudo que serán espectaculares, tal y cómo parecen. Todas son suites de mayor o menor tamaño, la más pequeña de 70 m2. Son estancias amplias, en tonos blancos, grises y negros, en las que se incluyen piezas de diseño y mobiliario siempre para la comodidad del cliente. Las hay hasta con jacuzzi privado ¡todo un lujo!

Las imágenes hablan por sí solas, de forma que todo en éste hotel responde a su filosofía, calma y equilibrio mental y físico, un espacio para cuidarse, para disfrutar de forma consciente de nuestro cuerpo y salir reconfortados y sanos. Os invito a visitar su web para que entendáis un poco mejor todos sus beneficios.

Ésta semana os invito a incluir pequeños actos de vida saludable, y a la vez intentar que nuestros espacios acompañen a estas sensaciones de bienestar, desde luego aquí lo han conseguido 😀
¡Que tengáis una semana muy zen! 

Muaaaaaka!