El taburete, la pieza más versátil

Me resulta curioso cómo algo  tan sencillo ha sido tantas veces reinventado. Estoy segura de que todos tenemos algún taburete por casa y de que es una pieza imprescindible y muy fexible en nuestros hogares.

Antiguamente, por lo menos en el pueblo del que procedo, solían ser de madera y mimbre o sólo de madera, y solían tener de 3 a 4 patas. Hoy en día existe toda una revolución entorno a esta pieza. Existen muchos diseños innovadores, en los que aunque formalmente se pierde un poco la imagen más tradicional siguen funcionando a la perfección y cómo podéis comprobar muy diferentes entre sí, sólo existe una premisa incondicional y es que una persona pueda sentarse en ellos, por lo que la parte más creativa de nuestra pieza son las “patas” o “el punto de apoyo”. Aquí vale “casi todo” siempre que tenga resistencia suficiente para soportar nuestro peso.
A ésta innovación formal, que también ha sido transformada en altura(aunque de éste tipo de taburetes hablaremos otro día), se suma la material, metal, plástico o incluso cartón, ¡no hay material que se le resista al taburete!

Por otro lado, y es algo que a día de hoy para mí es vital, es la mezcla entre el diseño y la artesanía, ésto nos permite reinterpretar la pieza, pero con una imagen más cercana a la que conocemos y además generar una fusión con su antigua fabricación.

Son piezas basadas en materiales tradicionales, sobretodo la madera, combinada con elementos textiles que se tejen cómo si fuesen mimbre, generando texturas y dibujos originales y en muchos casos únicos, ya que si se hacen a mano es muy probable que el tejido vaya variando con la pieza.

Además de la innovación en cuanto a su imagen, encontramos en el taburete, una pieza que en su inicio servía sólo para sentarse, una gran variedad de usos, mesillas, mesas auxiliares, mesa de centro…además de ser una pieza auxiliar imprescindible, es la pieza que utilizamos cuando somos muchos, o más de los que solemos ser, osea que es como el kit de supervivencia de cualquier cena con amigos y familia ¡siempre nos sacan de un apuro!.

Seguro que esta noche en casa sacamos uno para completar nuestra mesa, porque sí otra función interesante es como “camarera” nosotros colocamos ahí el vino o el pan y así despejamos un poco la mesa.

Espero que disfrutéis mucho de ésta noche rodeados de los vuestros.
¡Feliz Navidad!

Muaaaaka!!