El Mago del espacio: El Espejo

¡Buenos días! Nueva semana, últimamente se me pasan volando y casi no tengo tiempo de publicar o de compartir…siento estos desajustes, pero estoy viviendo algunos cambios (positivos :D) y tengo que acostumbrarme al nuevo ritmo.

Hoy quiero hablaros de uno de mis favoritos, el espejo, cómo titulo en el post, es el mago del espacio, nos ayuda a multiplicarlo, a transformarlo, a expandir la luz… Todo un aliado si sabemos qué queremos y cómo utilizarlo.

 

  • Su situación es clave si queremos generar profundidad, es mejor colocarlos frente a perspectivas largas para que nos amplifique esa sensación.

    Lo mismo ocurre cuando queremos “multiplicar” o duplicar los espacios, en éste caso lo mejor es colocar un espejo continuo en una de las paredes y así nos creará un reflejo que puede llegar a confundir la amplitud o el tamaño de la habitación.

  • Para multiplicar la luz tenemos dos opciones, la primera colocarlo junto o enfrente de una ventana, y la segunda opción sería colocar una lámpara delante de un espejo, con éstos recursos se consigue que la luz inunde el espacio.
  • También podemos usarlos para ocultar, usando el espejo cómo un trampantojo, por ejemplo, en una vivienda pequeña, podemos colocar puertas correderas que estén acabadas en espejo, así conseguiremos ocultar elementos que no queremos que sean siempre vistos, como por ejemplo una cocina americana, un aseo, un armario… Aquí jugamos a esconder y multiplicar.

  • Siempre debemos fijarnos en el propio reflejo del espejo, para saber que efecto crearemos una vez le adjudiquemos su sitio, lo mejor es evitar los reflejos de elementos planos como paredes sin decoración o puertas porque la sensaciones son de vacio, aunque si tras la puerta tenemos una gran entrada de luz o el reflejo de una estancia que queramos potenciar, podemos hacerlo sin problemas. Lo mejor, jugar a reflejar elementos interesantes de nuestro hogar, cuadros, estancias o incluso orientarlos de tal forma que nos reflejen el exterior y los introduzcan en el hogar.
  • Por otro lado tenemos el handicap del tamaño del propio espejo, si tenemos un espejo de grandes dimensiones deberíamos dejarle ganar el protagonismo que merece. Sin embargo últimamente las composiciones con varios espejos, variando tamaño y forma, me parecen una herramienta muy interesante cómo sustituto a las composiciones con cuadros o fotos, mucho más dinámico además ya que con cambiar la decoración nos cambia la propia composición.

  • Si por otro lado, preferimos la armonía podemos colocarlos de forma simétrica lo que perceptivamente nos genera ritmo y estabilidad.
  • Por último otro punto importante es el tipo de espejo, podemos escogerlos enteros, enmarcados, con canto pulido, redondos, irregulares, podemos optar por los tan deseados “soles” con un gran marco metalizado en su mayoria dorados que le aportan un toque vintage y a la última a cualquier estancia a la que se lo añadamos. Minimalistas, reciclados, ahumados…¡Existen una gran infinidad de tipos y modelos! asique elegid el que más se adecue al estilo de vuestro hogar, eso sí, si queréis acertar siempre es mejor escoger la sencillez.

¡Que tengáis una semana bueniiiisima!

Muaaaaka!