Deco-Niños: Decorar objetos o habitaciones con los peques

Hoy os traigo un post especial :D, vamos a ver algunas decoraciones hechas por y para los más peques de la casa, porque ahora que ya no hay cole, no siempre los podemos entretener con las mismas cosas, deberes, piscina, pelis… A veces es mejor darles un poco de “responsabilidad” y realizar actividades con ellos, donde puedan plasmar sus gustos y así ayudar a desarrollar su creatividad.

1. Mini-Decoradores:

Dejarles pintar sus propios muebles, quizá el resultado no sea súper profesional, pero sin duda será una pieza única y singular, con todo el carácter y personalidad de vuestros hijos, y eso…¡no tiene precio!. Será un mueble que seguramente queráis conservar para siempre. Para esta customización, no necesitamos grandes herramientas: un mueble que nos guste, pero que tenga un acabado bastante neutro (puede ser de madera natural o pintado en un solo color), pintura del color que más le guste al peque, cinta de carrocero (para hacer formas o para proteger los elementos que no vayamos a pintar), plantillas (si queremos realizar dibujos, también podemos imprimir una forma en un folio y recortar ;)) y papel de periódico o plástico para proteger la superficie donde vayamos a pintar.

Del mismo modo, podemos utilizar esta herramienta para decorar también las paredes de su cuarto, puertas…con pintura, adhesivos, papel pintado…aquí seguramente necesitarán vuestra ayuda, pero ¿que mejor plan que pasar un rato con vuestros hijos? :)

2. Sacando el artista que llevan dentro

Que diseñen sus propios cuadros, ésta una de las opciones deco más fáciles y divertidas, además dejan desarrollar toda la creatividad de los más peques de la casa :D. Tenemos muchas opciones, podemos ayudarles a recortar piezas o formas de papel y con la famosa mezcla de cola y agua ir pegando pedazos y creando un collage. Me encanta la idea de los animales sobre fondos planos de color llamativo, para ello necesitamos pocas herramientas y encima el resultado es genial, necesitamos una base de madera, pintura, recortes de los animales preferidos de nuestros niños y un poco de cola con agua para crear una película que protegerá el papel.

Otro recurso es grapar telas sobre madeta y…tachan! ya tenemos cuadro :). Y siempre podemos “crear el marco” para ello necesitamos tan solo algunas obras de arte hechas por los niños y cinta de colores o whasi tape con el que diseñaremos el marco directamente sobre la pared.

3. Creatividad y Gastronomía

Adaptar la cocina. Una de las mejores ideas, podemos divertirnos con nuestros peques y además enseñarles a cocinar y comer. Está claro que esto no pueden hhacerlo solos, pero será muy reconfortante que aprendan sobre la comida saludable y los pasos a seguir para realizar por ejemplo un bizcocho, cortar, pelar y mezclar son cosas que pueden hacer sin problemas siempre que se expliquen los riesgos, otra precaución es estar atentos a los puntos de calor como la placa o el horno, pero siempre desde la normalidad y no del miedo, que sino no querrán hacerlo. Para ello, adaptar una encimera a su altura o comprar o diseñar una escalera que les permita acceder a la mesa de trabajo a nuestra altura.

4. Decorar con telas y un poco de ayuda

Cojines, tienda de campaña, guirnaldas…Aquí podemos aprovechar retales o comprar telas chulas, vuestra ayuda la necesitarán a la hora de coser, pero el resto de pasos podrán realizarlos ellos solos, siempre con algo de supervisión ya que tendremos que recortar. Pero tan solo necesitamos alguna plantilla si queremos hacer formas, nubes, estrellas, corazones…¡lo que más les guste!, telas y tijeras, para los cojines necesitaremos relleno y para la estructura de la “tienda” algunos listones de madera.

Espero que estéis disfrutando de las vacaciones y que os animéis a hacer cosas con los más peques, ¡que se merecen toda vuestra atención en vuestro tiempo libre!
 
Feliz Semana
Muaaaka!