Ideas para decorar habitaciones de niños

Es importante no traspasar la fina línea que hay entre hacer una habitación preciosa que refleje la personalidad de los niños y una de la que puedan acabar hartos al final de la semana.

ideas-decorar-habitacion-ninos

La clave está en no exagerar. Si les gustan los monopatines, ¿por qué no utilizarlos como estantes en vez de empapelar toda una pared con imágenes manga de ellos. De hecho, evitar el papel pintado es una buena idea en general, ya que es caro de por sí, es caro colocarlo y cuando se cansan de ellos…; bueno, es fácil captar la idea. En su lugar, conviene echar un vistazo a la enorme variedad de pegatinas disponibles. Lo mejor es dejarles elegir sus propias pegatinas para que participen en el proceso, permitiéndonos a nosotros concentrarnos en el resto. Algo fundamental en las habitaciones de los niños es siempre el almacenamiento. Sin un medio de almacenamiento decente y accesible, no habrá esperanza de restablecer el orden en la habitación.

Una idea es asignar a cada niño su propio gancho y caja de almacenamiento. Esto evita que los pequeños accesorios como sombreros, guantes de fútbol y deberes se extiendan por toda la casa.

El almacenamiento de los juguetes también es crucial. En una habitación pequeña, una semilitera –una cama construida sobre un armario– es una buena idea. Si no quieren estar en las alturas, entonces, se puede construir un cajón enorme debajo de una cama normal.

Una vez construido el almacenamiento, hay que asegurarse de tener un montón de cestas, bolsas de lona y recipientes de plástico para ordenar la habitación rápidamente y con facilidad y hacer que colaboren.

En lo que se refiere al mobiliario, lo mejor es que sea sencillo, sólido y resistente. Es posible que a nosotros también nos guste la cama con dosel de princesa que quiere, pero lo más probable es que ella la odie en un año. Es mejor elegir una cama simple y permitirle tener una funda de edredón de princesa.
Los escritorios son una buena idea para todas las edades; los pequeños los pueden utilizar para pintar, antes de que los mayores hagan sus deberes en ellos.

Otra idea es pintar la totalidad o parte de un muro en pintura de pizarra; esto resultará muy atractivo para los adolescentes, dado que todos parecen pasar por una fase de querer una habitación negra y, además,implica que pueden dibujar y escribir en las paredes con total impunidad. Si tenemos espacio, un par de alfombras grandes mejorarán la sensación de amueblado, y aunque las tablas sean probablemente la solución más práctica, unas cuantas alfombras le darán un toque de calidez y color.

Manteniendo simples los elementos básicos –muebles, paredes y suelo– podemos permitirles cierta autonomía en la elección de los accesorios, que, con suerte, nos mantendrán contentos a todos y no deberían suponer un gran desembolso cuando quieran cambiarlos.

Algunas ideas de: Independent Life and Style