Lo que nadie cuenta del post parto ¡el parto lo repetiría mil veces!

Tanto miedo nos meten con el parto y lo que me da miedo para el siguiente es el post parto

IMG_1553

Cuando empezamos este camino en busca de Mateo y leíamos sobre cada uno de los avances por semanas, su crecimiento, desarrollo… nos preguntábamos cuando escucharía, vería o sentiría lo que pasaba fuera y poco a poco se fue acercando el día del parto, como decía el matrón El Día “de”.

Como somos primerizos teníamos miedo de no saber cuando estaríamos de parto, de qué eran y qué no eran contracciones, si Kegel lo hacíamos bien o no, etc. Pero todas esas dudas se resolvieron en el momento en que te das cuenta que si que estás de parto con unos dolores fuertes, de los que te retuerces… cuando ves que no puedes andar más de 5 pasos que viene otra contracción y pasan las horas y tienes a tu bebé ¿He sido capaz de parir? Si!

Pero ahora llega la otra parte… el post parto. Todo el mundo “te vende” los momentos preciosos (qué lo son) que hay tras el parto pero ¿quien te cuenta todo lo que no es tan bonito? Os contaré mi experiencia tras un parto de 8 horas en total.

Yo quería, siempre decía… que al subir a la habitación quería a la familia más cercana y a mis amigas, no quería nada más. Pues bien, no podía, estaba amarilla, no me dejaban levantarme en 2 – 4 horas, dependiendo de lo que tardase en tirar la anestesia. Y como fue entonces:

Post parto en el hospital:

  • Por primera vez hice pipí en una cuña en la cama, “vigilada” por dos enfermeras que me aguantaban y la matrona
  • Horas después y tras haber comido jamón, lomo, fuet, pan, fanta… seguía siendo un simpson, amarilla… tenía una anemia tremenda, había perdido mucha sangre en el parto.
  • a las 4-5 horas estaba ya sentada (eso era muy buena señal), pero la espalda me picaba horrores del esparadrapo de la anestesia y me dolía como si me hubiesen dado una paliza en los riñones.
  • Mateo se enganchó al pecho ya en el quirófano pero… como somos primerizos, no sabíamos colocarlo y ¡gritas en el pezón! Solución: Purelan (crema para el pezón), pezoneras y darte con el calostro que vas teniendo. Pero duele, en 2 días se había curado.
  • Subida de leche ¡¡qué no os agobien!! Mateo perdió medio kilo porque tardé en tener la subida casi 4 días, ¡¡no pasa nada, si está bien de peso no hace falta complemento de biberon!! Cuidado porque todo el mundo va a opinar, decirte y juzgar lo que estás haciendo… ¡que sea tu instito, a nosotros nos ha ayudado!
  • Lietral: hasta que no vayas al WC no te damos el alta. – ¿en serio? – Si!. Ese es el momento de pedir un micralax y si te da miedo apretar ¡no aprietes! no te fuerces. A mi me daba pánico pensar en ir al aseo y eso me ayudó muchísimo.

Post parto en casa – primeras semanas:

  • Visitas en casa ¡agotadoras! El próximo todo el mundo al hospital y en casa la gente de máxima confianza, la gente que viene a coger al nene, te regala una siesta, un cocido y muchas sonrisas ¡Muy importante lo de las sonrisas y mensajes positivos!
  • No hay timbre de enfermeras… así que toda la cama meada, cagada… a las 3:00 de la mañana ¡pasa y se cambia todo!
  • El ombligo puede tardar 10 días o un mes ¡no te agobies!
  • ¿y tu? Episiotomía…. mmmm ¡que momento! mi consejo, hasta pasada la cuarentena no cometas ni error, no cojas un espejo y si lo coges te adelanto:
    • Si ves que tienes el orificio mas grande, labios inflamados o notas extraño… todo es normal
    • Cristalmina tu mayor aliada ¡inundate! y luego con el secador seca bien la herida ¡¡eso no lo dicen y si me lo hubiesen dicho…. lo hubiese agradecido mucho!
    • Ni se te ocurra usar el jabón intimo de PH acido del embarazo con los puntos si no quieres llorar de escozor
  • Subida de leche de golpe por la noche: Me dieron tembleques, escalofrios, me pesaba el cuerpo… parecía un gripazo y de golpe ¡toda manchada! Ya teníamos subida. (fue a los 4 días y por la noche)
  • Manchando de manera irregular hasta los 40-50 días (me hicieron una analítica y ya no tengo anemia, pero durante los dos primeros meses tomaba el hierro del embarazo)

Post parto en casa – tras la cuarentena:

  • Llegó la temida mastitis ¡si, a los 2 meses llegó! No te dejes el pecho cargado, vacíate… todo eso y mas hago pero soy una vaca lechera, literal. Tenía que pasar y pasó, mis consejos ahora que ya lo he vivido…
    • En cuanto te duela el pecho, ve al medico y que te den antibiotico apto para la lactancua, así evitarás tener que interrumpirla
    • Calor antes de cada toma y bolsa de frío despues de mama
    • No te toques mucho el pecho y llévalo con el sujetador con el que menos se te muevan las mamas
    • Ponerme a Mateo a mamar al revés, como una pelota de rugby me dolía menos que ombligo con ombligo.
    • Limpiarme el pezón con alcohol me ayudó a no pasarme la mastitis de un pecho a otro.
    • Despues de mamar, en todas las tomas, usar el sacaleches y vaciar con masaje desde fuera hacia el pezón.
  • Los puntos se pueden abrir aunque hayan pasado 2 meses ¡la piel estira y se abre! Ya no te pueden volver a coser, así que ¡me tocó volver a las curas del principio + blastoestimulina en polvo (cicatrizante). Es muy importante que no se infecte y para eso tienes que seguir lo mismo que con el post parto inmediato.
  • El tan comentado suelo pélvico ¡no debemos dejar pasar! Yo ahora estoy en una fisio especialista en recuperación de la musculatura tras el parto y es genial y me ha explicado que lo ideal es empezar a los 4 meses pero yo he empezado antes con ejercicios de fuerza y contracción (tipo Kegel pero haciendo 60 repeticiones y manteniendo 6 segundos + 4 con más intensidad).
    • Bolas chicas, desaconsejadas hasta que no se tiene fuerza de nuevo.
    • Conos, deben ser muy controlados por un especialista, son pesas y puede ser frutante.
  • Relaciones de pareja. Agradeceré todo lo que me dijo la ginecóloga y estar tranquilos, no meterse presión por el fin de la cuarentena ni similar. Con la lactancia se lubrica menos o incluso no se lubrica, por lo que se puede hacer uso de lubricante ¡ginecológicos y pautados por expertos en la materia!
  • El pecho también se puede ir recuperando, pero me dicen que como es muy pronto aun y tengo mucha leche, el peso hace que me cuesten más los ejercicios pero, haciendo fuerza con los brazos delante del pecho en 100 repeticiones al salir de la ducha, ¡¡se recupera!!

Conclusión ¡¡Todo lo que nos pasa es normal pero como no nos lo esperamos, nos agobia!! Tener un buen control tras el parto te tranquiliza, yo he seguido viendo a la gine y matrona para que me fuese diciendo que todo era normal. Espero os ayude y disfrutéis de cada momento con vuestro bebé!!!

Añadir Comentario