Madame Bovary de Magüi Mira

Si os soy sincero, me da mucha rabia ir a ver un estreno, me gusta más ir a mitad de gira, cuando ya el montaje está suficientemente maduro y engranado… Pero en algunas ocasiones no queda más remedio.

El pasado viernes estrenaron en el Teatro Principal de Alicante una versión teatral de Madame Bovary producida por Jesús Cimarro y dirigida por Magüi Mira.

Lo primero que hay que señalar es el gigantes esfuerzo de minimizar el peso de un gigante de la literatura francesa a un montaje comercial. Algo que para nada tuvo que ser fácil para Emilio Hernández, que tuvo que tirar en repetidas ocasiones de monólogos para poder adentrarse en gran parte de la obra.

El casting estuvo bastante acertado con Ana Torrent, Juan Fernández, Armando del Río y Fernando Ramalloa. Personalmente, me gustaron las interpretaciones de estos dos últimos en especial.

¿Para que puede servir? En primer lugar para animar a leer el libro, ya que es una historia de época, cuyo único protagonista es la pasión desbocada de una mujer infeliz que intenta sentir el amor. 

La escenografía aunque sencilla, yo creo que fue bastante acertada. Ni sobra, ni falta nada. Al igual que la iluminación. Pero si somos sinceros, la acústica fue bastante escaso. La proyección, sobre todo de la protagonista, no llegaba al final del patio de butacas en numerosas ocasiones. Y eso pasa factura en el público…

Para mi este Madame Bovary se quedo en un “quiero y no puedo”. Creo que un montaje comercial como este puede acercar un clásico a los más inexpertos de la literatura o el teatro, pero a mi personalmente me hubiese gustado mucho más de Emma Bovary.

Añadir Comentario