Manuel Blancafort

Estos artículos son una travesía de descubrimientos nuevos para mí y ojalá lo sean también para vosotros que los estáis leyendo. Me han dicho que desde que empezamos hemos recibido más de 18.000 visitas, y es imposible que todas sean de la misma persona!! Me encantaría recibir vuestros comentarios, críticas y correcciones. Yo no soy músico, pero amo la música y me unen unos vínculos familiares muy fuertes con España que considero mi segundo país. Así que este blog supone una conjunción feliz de intereses.

Manuel Blancafort, 1897-1987, era un nombre nuevo para mí y le descubrí un día cuando estaba merodeando por una tienda de música – siempre una actividad algo peligrosa! Al principio Manuel Blancafort enseño a si mismo, aunque sin duda estaría influido por la producción de la fábrica de pianolas que pertenecía a su padre. Más adelante, como tantos otros, recibió clases de la compositora y maestra francesa Nadia Boulanger.

Blancafort era miembro de los músicos españoles vanguardistas y uno de los fundadores del Grupo Nueva Música. Era un celebre director de coros y durante algunos años dirigía una orquesta de cámara de Alemania.

Vivió durante mucho tiempo y vivió sin hacer ruido. Decía que disfrutaba del silencio y de su propia compañía – “Pasé mucho de mi infancia solo, no necesitaba diversión del exterior”. Influido por nueva música rusa y francesa, Blancafort admiraba Isaac Albéniz y su Iberia y resistía firmemente el culto del Wagnerismo. Se mantuvo leal a la música catalana que consideraba “la pureza de expresión de nuestra tradición lírica”. Su ambición era crear obras “bien hechas” e íntimas, realizadas de forma no improvisada, no espontánea y equilibrada.

Existen dos grabaciones de su música para el piano en la colección Naxos, y hoy he comprado la segunda (Naxos 8.557333). Miquel Villalba, el pianista, toca muchas de las miniaturas tan características de las piezas ocasionales de Blancafort. Después de escucharlas un par de veces, me empiezan a gustar estas piezas algo evasivas (tal vez como su autor) y, aunque tal vez carezcan en partes de carácter, en general la música que estoy escuchando – sobre todo en clave menor – es suave con destellos repentinos de pasión.

2 Respuestas

  1. Anónimo 12 años ago
  2. Anónimo 6 años ago

Añadir Comentario