Karol Szymanowski (1882-1937)


Acabo de descubrir a Szymanowski. Oí su primer concierto para el violín en un concierto en Bristol el pasado Marzo con el solista Nicola Benedetti y me impresiono mucho la belleza y sonido etéreo de la obra. En mi opinión su talento para componer música ha sido poco valorado hasta ahora y parece que ahora hay una revalorización de interés en su trabajo con representaciones mas frecuentes. El director Simon Rattle tenía mucho interés en Szymanowski cuando empezó su carera. Tengo un CD de Rattle dirigiendo el C.B.S.O. en obras corales y he comprado otro recientemente el cual incluye su cuarto sinfonía y los dos conciertos para el violín. (¡Después descubrí que tengo un CD que contiene algunas obras de Szymanowski representada por artistas Polacos grabado en 1988!). He estado escuchando a las dos versiones del primer concierto de nuevo y la melodía permanece en mi mente.

La semana pasada escucha a un cuarteto de cuerda de Tokyo en una representación de su cuarteto numero 1 en C mayor en uno de los conciertos del festival internacional de música de Bath. Fue difícil de escucharlo, no podía ver los artistas porque estaba sentado lejos del escenario. Voy a coger una grabación de esta obra de la biblioteca – ¡es mas económico que comprarla!

Durante algunos años Szymanowski era un miembro de un grupo de poetas y compositores jóvenes de Polonia quienes creyeron que la música de Polonia había llegado a ser aislado y provincial y cuyo propósito era publicar nueva música y promocionar una nueva cultura nacional. El grupo era importante en la vida de Szymanowski. Poco antes de su muerte de tuberculosis se junto con sus amigos de este grupo quienes le influenciaron en su segundo y ultimo concierto para el violín.


Mientras escribo este blog sobre Szymanowski estoy escuchando su cuarta sinfonía el cual es en efecto un concierto para el piano pero con la énfasis tanto en el solista como en la orquesta – con el titulo ‘symphonie concertante’. Es una obra muy energético y muestra la habilidad del compositor de incluir toda la orquesta en sus melodías – algo muy típico de la música de Szymanowski. Mucho de su inspiración para sus primeras obras llego de su estudio de Wagner y Richard Strauss, y aunque mas tarde sus influencias llegaron a ser menos importantes la riqueza de su sonido permanece. En la información incluida en el CD Malcolm Macdonald sugiere que el interés de Szymanowski en la música folk de las montañas Tatra le influenciaron en sus composiciones mas tardes.

No soy un experto en la música clásica pero la palabra ‘vital’ es en mi opinión una buena descripción de esta sinfonía y de toda la música de Szymanowski que conozco hasta ahora. Aquí tenemos un compositor con algo que decir – y merece la pena oírle.