Directores de orquestas con carisma

Ha habido cambios en el ámbito de música clásica y me he dado cuenta de tres nuevos directores quienes han empezado sus vidas profesionales dirigiendo orquestas. El mas sensacional es Gustavo Dudamel – tiene 28 años y es Venezolano. He hablado de el anteriormente en esta series de blogs. Su primer trabajo como director es con al orquesta filarmónica de Los Ángeles. Ha iniciado su carera con un programa formidable de Mahler y John Cage, dirige sin partiduras y recibió aplausos durante diez minutos al final de su primera representación. Un critico de música para el periódico el New York Times dijo que fue una interpretación ‘rigurosa, rica y característica’.

Aquí mas cerca de casa la orquesta sinfónica de Bournmouth fue dirigida por primera vez por el Ucraniano Kirill Karabits como su director de música principal. Fiona Maddocks una critica de música para el periódico británico The Sunday Observer estuvo presente y su critica fue muy entusiasta. Describió la orquesta sinfónica de Bournmouth como muy buena y dijo que fue un debut estimulante que fue recibido con mucho cariño por el público. Andrew Clements para el Guardian fue más cauteloso y se quejo de que la representación de los ‘Ritos de Primavera’ por Stravinsky faltaba un sentido de organización total y Karabits empujo la orquesta mas allá de sus posibilidades. La misma orquesta pero perspectivas muy diferentes. Yo oí Karabits dirigiendo su nueva orquesta el año pasado y fue impresionante. Tendré la oportunidad de verle otra vez este invierno.

También hay un nuevo dúo en Escocia. Donald Runnicles es, ahora, el nuevo director de la orquesta sinfónica Escocesa de la BBC y Rowena Smith escribió una critica sobre uno de sus conciertos en Glasgow en el auditorio ‘City Halls’. Fue una buena crítica y Smith concluyo su artículo diciendo que el futuro tiene buena pinta. Con referencia a los directores jóvenes hoy en día – Krabbitts tiene 32 años – dice que a pesar de la emoción de juventud Escocia ha escogido experiencia. Ademas Runnicles ha vuelto a casa. Nació en Escocia y ha tenido y tiene muchas puestos de responsabilidad en los Estados Unidos y Europa y además tiene mucha fama como director de opera. Quizás hay demasiado atención prestada a los directores pero sea que sea el carisma del hombre o mujer delante de la orquesta son los músicos que tocan y a pesar de los aplausos para Dudamel, es significativo que los acepto no solo sino con todo la orquesta de pie.

B.R.