Nicholas Winton: el hombre que salvó la vida de 650 niños

Nicholas Winton salvó la vida de 669 niños de Checoslovaquia en vísperas de la Segunda Guerra Mundial y esta es su historia.

Foto: wikipedia.org

Foto: wikipedia.org

Winton era un agente de bolsa cuya vida cambió  en diciembre del año 1983 cuando recibió la llamada telefónica de un amigo llamado Martin Blake que le pidió cancelar sus planes de vacaciones y se dirigiera a Praga para cooperar temporalmente en los campos de refugiados de la zona, donde miles de seres humanos, malvivían en condiciones infrahumanas.

La visión del drama le marcó profundamente y  él como muchos otros pensaba que la ocupación alemana del resto del país era inevitable, así como el estallido de la guerra

Preocupado por lo que pensaba podía suceder, se puso en contacto con los embajadores de las naciones que consideraba que podrían hacerse cargo de los niños para sacarlos del país y mantenerlos a salvo.

Gran Bretaña le dijo que podía aceptar a niños menores de 18 años pero tenía que encontrar a familias dispuestas a acogerlos y cada niño tenía que abonar por adelantado  50 libras que había que depositar en el Ministerio del Interior  para pagar su futura vuelta a casa.

En un primer momento montó una oficina improvisada en la habitación del hotel donde se hospedaba y comenzó a elaborar un plan su plan para sacar del país a tantos niños judíos como fuera posible.

Muchos padres asustados y ansiosos de poner a sus hijos a salvo empezaron a acudir a Winton que muy pronto tuvo que establecer una oficina para atender las peticiones y registrar a los niños.

Winton tuvo que volver a Inglaterra para reincorporarse a su puesto de trabajo y dejó al cargo de la oficina a sus amigos Trevor Chadwick y Bill Barazetti. Las solicitudes de ayuda no dejaban de llegar.

Al volver a Londres creó una organización llamada “ Comité Británico para los Refugiados de Checoslovaquia, Sección Niños” en el que trabajan él, su madre, su secretaria y algunos voluntarios.

Winton continuaba trabajando de agente de bolsa y el resto de su tiempo trabajaba en su organización planeando el transporte de niños a Gran Bretaña. Dedicaban todos sus esfuerzos a recaudar fondos para pagar el transporte de los niños cuyos padres no se lo podían permitir y buscar familias de acogida para sacar del país a cuantos niños fuera posible.

E 14 de marzo de 1939 tuvo lugar la primera salida de niños refugiados por avión. En los siguientes meses se organizaron otros siete transportes en tren con destino a Londres donde esperaban las familias de acogida.

Lamentablemente el octavo tren que tenía que salir de Praga el 1 de Septiembre de 1939 y en el que iban a viajar 250 niños no llegó a salir. Ese día Alemania invadió Polonia y cerró las fronteras. Ninguno de los niños volvió a ser visto.

15.000 niños murieron asesinados en Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial

Nicholas Winton salvó la vida de 650 niños

Winton no quiso nunca que ese hecho definiese su vida, su familia y amigos conocían los hechos y nunca busco reconocimiento por ello.

Pero 50 años más tarde la esposa de Winton encontró en el ático un álbum con los nombres y datos de los niños salvados, así como cartas de sus padres y decidió compartir la historia de su marido con Elisabeth Maxwell, historiadora del Holocausto y esposa del magnate del periódico Robert Maxwell que publicó artículos sobre lo ocurrido.

En unos días pasó de ser un personaje anónimo a convertirse en un héroe nacional, tanto en su país como en la antigua Checoslovaquia. Las condecoraciones y los homenajes se sucedieron.

El momento más emotivo  de esta extraordinaria historia tuvo lugar en el programa de televisión de Esther Rantzen, That’s Life . Invitaron a Winton a asistir al programa y contar su historia pero no le habían dicho que todas las personas presentes entre el público eran niños que él había salvado. Uno a uno se fueron los “niños” de Winton se fueron levantando y presentando para expresarle su gratitud por salvar sus vidas. 

A pesar de todo Nicholas Winton se mantuvo modesto. En una entrevista a The Guardian dijo “Resultó ser notable, pero no me pareció notable cuando lo hice”. Y quiso destacar el papel tan importante de Doreen Warriner y Trevor Chadwick, sus asociados que se se hicieron cargo en Praga después de que el tuvo que regresar a Inglaterra. “No fui heroico porque nunca estuve en peligro”

Sir Nicholas Winton, falleció a la edad años 106 años.

La mayoría de los niños que se salvaron son ahora padres, abuelos e incluso bisabuelos – todos ellos debido a una deuda de gratitud con Winton y su equipo de voluntarios que lo hicieron posible.

Después de su muerte la hija Winton quiso enviar un mensaje a todos aquellos que se conmovieron con la historia de su padre:

”En los últimos años desde que la historia de lo que mi padre logró se hizo público, ha sido honrado y elogiado por el puesto que tomó y las vidas que rescató”.

“Aunque apreció los elogios por su trabajo anterior, se centró en los temas más acuciantes de la época. Continuó actuando y ayudando a los demás a lo largo de su vida y creyó que ayudar activamente a los necesitados era la manera más gratificante y ética de vivir”.

“Por lo tanto, creo que la forma más apropiada de honrar su memoria sería mostrar la misma preocupación y compasión que hizo entonces, por aquellos que están en peligro y en necesidad ahora”.

 

Fuentes:  Wikipedia, The Guardiannicholaswinton.comhuffingtonpost.co.uk

 

< Cerrar

Habla con Lola