Manifestación contra los abusos urbanísticos

Según algunos medios aproximadamente más de un centenar de personas, abudando extranjeros de los municipios del litoral de Alicante, han acudido hoy a la manifestación por el centro de Valencia para exigir una moratoria urbanística y la modificación de la Ley Urbanística Valenciana (LUV) con el fin de frenar los “abusos” en la Comunidad Valenciana.

La asociación Abusos Urbanísticos No vuelve a la carga (no es la primera vez -ver Abusos urbanístcios no), esta vez bajo el lema “Somos ciudadanos, no súbditos. Basta de alcaldadas” y con camisetas con “Stop LRAU/LUV” (leyes del urbanismo valenciano en los últimos años).

Los manifestantes llegados de Benissa y Calpe (Alicante), Náquera (Valencia) o Castellón, llegaron hasta la sede de Les Corts, donde leyeron un manifiesto que presentaron con registro denunciando “el crecimiento brutal e incontrolado de las poblaciones de la Comunitat”. También piden que se lleven a cabo consultas populares para cualquier proyecto que suponga un crecimiento poblacional superior al 5 por ciento, que se fomente la reforestación del suelo urbanizable y la creación de un ente valenciano de gestión del agua.

En la manifestación estuvieron algunas de las asociaciones afectas por macroprotectos macrourbanísticos en la Comunidad Valenciana actualmente.

Afectados por macropoyectos urbanísticos

Las asociaciones denunciaron algunos de los proyectos urbanísticos impulsados por diferentes Ayuntamientos:

  • Asociación de Afectados por el PAI de Albalat del Tarongers. Proyecto para construir 4.000 viviendas y un campo de golf en 2,7 millones de metros cuadrados en las proximidades del parque natural de la Sierra Calderona.
  • Acció Ecologista Agro. Cuatro PAI, impulsados por los Consistorios de Serra, Estivella, Torres Torres y Náquera. Este último vinculado a una superficie de 1,5 millones de metros cuadrados sobre los que se levantarán 1.450 viviendas, dos hoteles y un campo de golf.
  • Asociación Salvem L´Horta de Vera. En Alboraya denuncian que el Ayuntamiento quiere expropiar 400.000 metros cuadrados de huerta, donde ahora se cultivan chufas, para trasladar allí el centro comercial de Port Saplaya y construir en su lugar una marina con apartamentos de lujo.
  • Asociación Mestrets Borriolenc: el Ayuntamiento de Castellón quiere sacar de sus casas a unas 50 familias para construir nuevas viviendas en una superficie de un millón de metros cuadrados, situados en la zona de Mestrets Borriolenc.

La figura del agente urbanizador

Enrique Climent, portavoz de la asociación convocadora de esta manifestación contra los abusos urbanísticos, señaló que la figura del agente urbanizador es el principal impulsor del desarrollo de la construcción en la Comunidad Valenciana y fuente de los problemas y excesos; para frenar estos excesos los manifestantes reclaman que la función del agente urbanizador se profesionalice y actúe sólo cuando sea necesario.

Añadir Comentario