La España profunda

Hoy cuando España es la 8ª potencia económica mundial hablar de la “España profunda” puede parecer un contrasentido. Pero incluso en esta nueva era moderna, la “España profunda” existe y es un término muy socorrido, casi todos sabemos lo que es… pero si buscamos una definición para explicársela a los euroresidentes tendríamos que apuntar aquello de la “España tradicional… con los tópicos anexos incluidos…”

El cuándo, dónde, cómo y quiénes de la España profunda

Aunque algunos intentan fijar connotaciones de la España profunda en el XIX, en el aislamiento internacional y la pérdida de las colonias, la Generación del 98 -y todo lo que vendría después ya en el XX: Guerra Civil, dictadura de Franco, etc…), el tema es más complejo. Merecería la pena de un estudio de los genes que ha generado tanta mezcla… Ochos siglos de presencia árabe, asturianos, gallegos, navarros y vascos… ¡Vaya tribus!

Es dificil determinar el cuándo, quizás sea más fácil hablar del por qué en un país que lleva siglos de historia singular.. De ahí que las actitudes, idiosincrasias y naturaleza florezcan en los tiempos más recientes… y en la Europa actual. Desde un Tejero en el Congreso, pasando por la violencia doméstica problema de primer orden, plasmado día a día en las numerosas mujeres que son agredidas por su pareja con desenlaces fatales.

Cierto que hay un dónde para la España profunda. Sí, en pequeños pueblos muy rurales o incluso casi deshabitados que todavía mantienen bastante intactas las añejas costumbres de una forma de vida rústica, casi primaria y tosca. Superstición, peculiares formas de relaciones personales, normas no escritas pero respetadas… todo un cúmulo de circunstancias que hacen imprevisible el devenir de sus gentes…

Allí, el jefe de la oposición mata al alcalde con una escopeta de caza en un pueblo de menos de 100 habitantes. Los muertos se aparecen (Volver de Almodóvar), los entierros, velatorios, la matanza del cerdo, el cura, las gallinas, el mal de ojo, la buenaventura, la curandera, la novia… todo perdura en aparente equilibrio, incluso en los más fatales desenlaces…

La España profunda es tan profunda que desborda a antropólogos, sociólogos, psicólogos, políticos, historiadores, cineastas, escritores… No digamos a los extranjeros quienes para comprenderla tendrían que seguir una titulación universitaria de Antropología o similar No sería mala idea que alguna Universidad tomara nota.

Lo más curioso es que cuando más destaca y florece la España moderna, la España profunda se esfuerza en persistir y dar señales de vida…

5 Respuestas

  1. carlos villalta 10 años ago
  2. Angel 10 años ago
  3. carlos 10 años ago
  4. Chechu 9 años ago
  5. Ignacio Gonzalez 6 años ago

Añadir Comentario