Acoso escolar

He estado leyendo el caso de Cristina Cuesta, la chica de 16 años que murió al caer de un puente. Su familia había denunciado meses atrás que la estudiante sufría acoso por parte de sus compañeras en el colegio. Su familia ha insistido en la Cadena SER en que se trató de un suicidio “inducido”, al parecer, por jóvenes que estaban en ese momento allí presentes. La crueldad de los relatos es deprimente, repugna que en un centro escolar pueda llegarse a una situación de este tipo. A la niña Cristina la llamaban “empollona” y la insultaban a todas horas, no sólo en las horas de clase, con agresiones, amenazas… Estremece la tortura psicológica a la que ha debido estar sometida esta niña hasta tomar la decisión fatal.

El acoso escolar en España

Al parecer el problema del acoso escolar en España es más frecuente de lo que se quiere reconocer. El pasado mes de septiembre, un chaval de Fuenterrabía, llamado Jokin, también decidió quitarse la vida para no tener que seguir soportando vejaciones de sus compañeros.

Al parecer estos casos no son tan aislados como se querría aceptar por parte de responsables políticos y educadores. Sin llegar a extremos con desenlaces fatales, pueden darse casos de acoso que supongan auténticas torturas para niños o niñas cuyo único delito sea “estudiar”, o comportarse de forma diferente respecto a las “tribus” escolares en las que tratan de integrarse. Algunos hechos vienen a agravar las situaciones de acoso con agresiones peligrosas. Ciertos medios han recordado que un elevado porcentaje de jóvenes en secundaria beben alcohol y toman drogas.

En este contexto, tal como se ha señalado en el caso de Elda, los responsables de los centros, saben con frecuencia lo que ocurre y no emplean los medios necesarios para acabar con el acoso. En algunos casos es falta de medios, en otros, se mezcla una desmotivación del profesorado bastante elevada no exenta de falta de preparación o formación para abordar estos temas.

No obstante, las raíces del acoso escolar en España son profundas y estos recientes casos, por su gravedad, deberían ser motivo suficiente para que el Gobierno se ocupara con diligencia y rapidez de este tema. Resulta imprescindible una investigación a fondo que evalúe el alcance del acoso escolar en nuestras aulas. Y, llegado el caso, que se pusieran los medios y el personal especializado a trabajar en este tema. No sobraría una evaluación del sistema educativo vigente, desde una perspectiva que fuera más allá de los resultados académicos de los estudiantes.

Mobbing, violencia doméstica, telebasura, acoso…

Otros medios han recordado el clima social que se vive en el país. El elevado número de casos de violencia doméstica y de mujeres víctimas, la existencia de altos porcentajes de mobbing laboral en el ámbito adulto, no dejan de propiciar un escenario propicio para el desarrollo del acoso escolar. Sin sobredimensionar el problema, ni alarmismos de ningún tipo, es una cuestión para reflexionar.

En algún foro se nos recordaba los efectos de la telebasura o de juegos existentes en el mercado como el san andreas en los que la agresividad y los métodos violentos están presentes. Hay que pensar sobre este clima social y los efectos que pueden acarrear entre los jóvenes, ya inmersos muchos de ellos en la mencionada “cultura del botellón”.

Además, cabe plantear respecto a la gravedad de la cuestión que, por ejemplo, si la defensa de adultos es compleja y difícil en los casos de la violencia doméstica o el mobbing, hay que suponer que para jóvenes y adolescentes una situación de acoso les puede llevar a un sentimiento de indefensión con el resultado de fatales desenlaces.

En todo caso, también hay que recordar que este tema se da en otros países. Se trata del denominado “bulling”. Aprovechar las experiencias y las iniciativas de éxito de otros países quizás sea muy conveniente.

Ante la gravedad los hechos acontecidos, con dos víctimas en lo que va de año, el Gobierno debe tener reflejos y actuar rápidamente. Ya debió empezar actuar más activamente cuando se produjo el primer caso.

Enlaces

65 Respuestas

  1. Lorena 13 años ago
  2. Anónimo 13 años ago
  3. Anónimo 12 años ago
  4. jaume 12 años ago
  5. Anónimo 12 años ago
  6. Anónimo 12 años ago
  7. Anónimo 12 años ago
  8. mariajose venegas 12 años ago
  9. Anónimo 12 años ago
  10. ONCEAÑOS 12 años ago

Añadir Comentario