Las mujeres se unen de nuevo para hacer huelga el 8M

Paro Internacional de Mujeres – 8 de Marzo- #nosparamos

Por segundo año consecutivo, además de la manifestación habitual, se ha convocado una huelga internacional en la que todas las mujeres del mundo, tengan un trabajo asalariado o no, están llamadas a “parar”

ni-una-menos

Todos los años, el 8 de marzo, celebramos el Día Internacional de la Mujer, para exigir igualdad de derechos y oportunidades, además de la completa erradicación de la violencia machista.

Este año, además de la manifestación habitual, se ha vuelto a convocar un “Paro internacional de mujeres” en todo el mundo, al que ya se han sumado numerosos colectivos feministas de diferentes países.

En realidad, hace años que la igualdad entre hombres y mujeres se recogió como un principio fundamental en los tratados de derechos humanos internacionales y en la legislación de muchos países en todo el mundo. Sin embargo, en la práctica no se cumple.

A pesar de los avances, todavía hay muchos países donde las mujeres siguen siendo ciudadanas de segunda, sometidas a las órdenes de sus padres o maridos; y las vejaciones, violaciones, acoso laboral e incluso asesinatos, están a la orden del día en todo el mundo.

Por eso, cada año, el 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer.

Para conmemorar la lucha de muchas mujeres valientes a lo largo de la historia y celebrar los logros obtenidos, pero también para recordarnos que, lamentablemente, todavía queda mucho por conseguir y debemos seguir luchando todas juntas.

mujer-8-marzo

El 8 de marzo de 2018, todas las mujeres del mundo, tengan un trabajo asalariado o no, están llamadas a “parar.

Y es que, según el comunicado de la convocatoria, el paro incluye a todas las mujeres “ocupadas y desocupadas, a las asalariadas y a las que cobran subsidios, a las cuentapropistas y a las estudiantes, porque todas somos trabajadoras”, ya sea fuera o en casa.

La iniciativa, con el lema“Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”, parte del colectivo argentino de periodistas, artistas, investigadoras y activistas “Ni una menos” y apela a la unidad de todas las mujeres, principalmente:

  • Nos paramos para repudiar todas las formas de violencias machistas y por nuestro derecho a vivir libres de esas violencias.
  • Paramos por las que no están por la expresión más extrema de la violencia machista, el femicidio: sólo en 2016 se registraron 1.998 asesinatos en 17 países de la América Latina y el Caribe. Todos los días 12 mujeres son asesinadas por el hecho de ser mujeres en la región.
  • Nos paramos porque 14 de los 25 países del mundo con las tasas más elevadas de femicidio están en América Latina y el Caribe. Los Estados no elaboran estadísticas completas y confiables que nos permitan tener dimensión del problema pero tenemos la certeza de que el número de femicidios está en ascenso. Tampoco hay políticas públicas serias, creativas, novedosas de prevención e intervención que estén pensando cómo actuar en estos casos, como acompañar a las amigas y a la comunidad que se quiebra tras el femicidio de una piba. En Argentina hay una menos cada 30 horas y se han cuadruplicado los femicidios de pibas jóvenes entre 16 y 20 años, y triplicado los asesinatos de víctimas de entre 11 a 15.
  • Paramos por las lesbianas, travestis y trans asesinadas, sobre quienes no hay datos, contra el odio a las disidencias sexuales e identitarias.

huelga-mujeres-8-m

¿Por qué una huelga?

“Ni una menos. Vivas nos queremos” (19 de octubre de 2016)

El detonante fue la violación y asesinato de Lucía Pérez, una joven argentina de 16 años, en octubre de 2016.

Entonces, “Ni una menos” y otros colectivos feministas de Argentina convocaron una huelga de medio día y una manifestación el 19 de octubre a la que había que asistir con ropa negra como luto por todas las mujeres asesinadas en el país.

Finalmente, más de 50 organizaciones y más de 30 ciudades de Argentina secundaron la iniciativa y la asistencia a la manifestación fue multitudinaria.

“Si no paran, paramos”.

Y es que el asesinato de Lucía se repite cada día. Mujeres con diferentes nombres son asesinadas a diario en distintas partes del mundo, víctimas de la violencia machista.

Huelga de mujeres. Ni una menos.

 

Inspirada en huelgas anteriores

Para la realización de una convocatoria internacional, los colectivos argentinos se han inspirado en dos huelgas anteriores:

· La huelga de mujeres de Islandia

El 24 de octubre de 1975, todas las mujeres en Islandia estaban convocadas a ir a la huelga y manifestarse en Reikiavik para reivindicar la igualdad de derechos. La huelga fue un éxito.

El 90% de las mujeres de Islandia abandonaron sus puestos de trabajo y el país se paralizó.

Hoy en día, se conoce como “El día libre de mujeres” y, sin duda, marcó un punto de inflexión en las políticas de igualdad del país en los años posteriores. Apenas 5 años después, Islandia tuvo su primera mujer Presidenta de la nación.

· Huelga de mujeres de Polonia

El 3 de octubre de 2016, apenas unos días antes del asesinato de Lucía, miles de mujeres hicieron huelga y se manifestaron vestidas de negro en protesta por la nueva Ley impulsada por el gobierno conservador polaco para prohibir el aborto y que contemplaba penas de cárcel para las mujeres que lo llevasen a cabo.

Afortunadamente, gracias a las protestas, el parlamento rechazó la propuesta de Ley.

 

Otros detonantes

El comunicado de la convocatoria para el 8 de marzo hace referencia precisamente a un “giro neo-conservador” que parece estar produciéndose en todo el mundo y que está afectando a las libertades de la gente, en general, y de las mujeres, en particular.

Además de la iniciativa legislativa de Polonia ha habido otras que suponen un enorme atraso y la pérdida de derechos importantes para la mujer. Un claro ejemplo es la nueva Ley rusa que despenaliza la violencia machista en el país.

De ahí que en el comunicado se apele a la necesidad de un “movimiento internacional de mujeres que emerja como potencia alternativa”.

huelga-8m-mujeres

Día Internacional de la Mujer (8 de marzo de 2017)

La convocatoria de huelga para el 8 de marzo ha sido secundada ya por colectivos de cerca de 50 países, entre ellos, España, Inglaterra, Francia, Bélgica, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal, Escocia, República Checa, Suecia, Islandia, Turquía, Argentina, Guatemala, Honduras, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Salvador, Uruguay, Togo, Rusia, Corea del Sur, Israel, Estados Unidos, Australia…

Aunque no todos ellos anuncian las mismas medidas. En algunos países se ha llamado a las mujeres a hacer huelga todo el día, mientras que en otros países la convocatoria es tan solo de unas horas.

En España, CCOO y UGT se suman a la huelga feminista del 8M con paros parciales de 2 horas con el objetivo de “denunciar la desigualdad, la precariedad y las violencias que sufren las mujeres”

 

El curioso caso de EE.UU.

El año pasado , diversas activistas estadounidenses, procedentes del mundo académico, publicaron una carta en el periódico inglés The Guardian pidiendo a las mujeres estadounidenses que secunden esta huelga, pero haciendo algunos cambios en la convocatoria.

Básicamente, viendo en Donald Trump una amenaza no sólo para la igualdad de derechos entre hombres y mujeres sino para los derechos humanos en general, han decidido ampliar las reivindicaciones de la convocatoria inicial, añadiendo la lucha contra la homofobia, la transfobia y las políticas de inmigración xenófobas.

En su carta, titulada “Mujeres de EE.UU. Vamos a la huelga. Uníos a nosotras para que Trump vea nuestro poder”, anuncian un “nuevo movimiento feminista internacional con una agenda expandida: a la vez anti-racista, anti-imperialista, anti-heterosexista y anti-neoliberal”.

Un movimiento que han bautizado como “Feminismo para el 99%”, en un claro guiño al lema del movimiento Occupy Wall Street (el 15M estadounidense), que defiende los derechos sociales y el bienestar del 99% de la población, frente al 1% privilegiado que domina el mundo.

 

Lecturas relacionadas: