Si eres empresario, comunicarte con tus clientes por WhatsApp puede salirte muy caro

Algo tan sencillo y cómodo como usar WhatsApp para comunicarse con los clientes puede conllevar multas. Así será tras la entrada en vigor en España el próximo 25 de mayo de la nueva normativa europea en materia de protección de datos.

Incluir personas whastApp sin su consentimiento

El antecedente de todo esto son las multas de 300.000 euros que la Agencia Española de Protección de Datos impuso a WhatsApp y Facebook, por ceder los datos personales de los usuarios de una compañía a otra. Esta cesión de datos se realiza desde la aplicación de WhatsApp a Facebook sin que exista una comunicación previa de forma clara, y sin que el usuario tenga la opción de negarse.

La sanción califica a la aplicación WhatsApp de “insegura.”

Una vez los datos pasan a Facebook, en dicha aplicación tampoco están seguros. Ya comentamos en un post anterior el pequeño tsunami ocasionado el uso indebido de los datos personales de usuarios 

El empresario, máximo responsable

Según el Reglamento General de Protección de Datos, el empresario es el responsable en la gestión de los datos de sus clientes, siendo el máximo responsable en caso de que no haga un tratamiento de los datos de acuerdo con la nueva legislación, que estará vigente desde el próximo 25 de mayo.

Al comunicarse con sus clientes por esta aplicación de mensajería, los empresarios introducen unos datos personales que se encuentran en riesgo, pues estos datos pueden ser cedidos a Facebook sin el consentimiento previo de esos clientes.

Es por ello por lo que los empresarios y autónomos que utilicen esta vía de comunicación se arriesgan a que puedan ser multados por no tratar los datos personales de sus clientes de forma debida.

 

¿Qué otras vías de comunicación quedan?

Mientras que WhatsApp no cambie su normativa y se ajuste al Reglamento General de Protección de Datos que entrará en vigor el próximo 25 de mayo, los empresarios pueden comunicarse con sus clientes a través de otras aplicaciones que han sido calificadas como más seguras, como por ejemplo Telegram, Line o Signal Private Messenger.

Aunque este parece un cortapisas más para los empresarios y autónomos, es un toque de atención para que pensemos qué estamos haciendo con nuestros datos personales y con los datos de nuestros clientes.