¿Qué es la Due Diligence?

El término “Due Diligence” se emplea para actos que impliquen la averiguación de la situación global de una empresa previa a la firma de un contrato.

 

newsletter-image-jan-2016

La teoría de la Due Diligence sostiene que el objetivo de este tipo de investigación es llevar a cabo una toma de decisiones informada, es decir, mediante esta inspección se optimiza la calidad y la cantidad de información disponible para quienes toman decisiones, y se asegura que esta información sea usada sistemáticamente para deliberar de una manera reflexiva la decisión en cuestión y todos sus riesgos, beneficios y costes.

La traducción literal viene a ser ‘diligencias debidas’, no obstante, la traducción más apropiada sería “auditoría”.

¿Qué es una Due Diligence?

La Due Diligence o diligencia debida es, efectivamente, una auditoria o revisión detallada de las distintas áreas del negocio en el que se desea invertir o que se pretende adquirir, con el objeto de comprobar la veracidad de la información facilitada y, en su caso, fijar el precio de la venta y/o la inversión.

Es un término, utilizado habitualmente en el ámbito de las adquisiciones empresariales e incluye aspectos como: su área de actividad, las posibilidades y perspectivas de futuro del negocio y el estado de su activo y de su pasivo.

Finalidad de la Due Diligence:

La finalidad esencial de una Due Diligence es adquirir mayor conocimiento de la empresa en la que se desea invertir o que queremos adquirir, y dar a ese conocimiento o información adquirida el tratamiento adecuado en función de las circunstancias del caso.

Lo que se busca con este tipo de inspecciones es obtener toda la información necesaria de una o varias sociedades, para valorar y fijar de forma objetiva el precio final de la operación de adquisición de empresas, la forma de estructurar la transacción y la exigencia de garantías o, en su caso, la conveniencia de dar marcha atrás a la compra por la detección de riesgos o por la aparición de nuevas informaciones.

¿Qué comprende la Due Diligence?

Existen dos tipos de Auditorias:

Económico-financiera:

Es una auditoría de compra rigurosa y pormenorizada, afecta tanto a los estados financieros, como a la valoración de activos materiales e inmateriales.

Entre las áreas que se desarrollan en una Due Diligence económico-financiera se encuentran:              

  • La situación financiera,
  • descripción del sector,
  • la estrategia de la empresa,
  • descripción de la empresa,
  • información financiera,
  • los sistemas contables y de control interno,
  • factores medioambientales,
  • organización y recursos humanos.

Legal: 

La vertiente jurídica de este tipo de auditorías, se basa en la revisión y estudio de los contratos, la revisión de los temas societarios y el estudio de los posibles litigios.

También incluye la revisión fiscal y laboral. Su importancia estriba en evitar que se encuentren ocultos compromisos o acuerdos que podrían poner en peligro la operación.

Una vez realizado el proceso de revisión, los asesores realizarán un informe detallado en el que recogerán todos los aspectos revisados y las conclusiones alcanzadas.

En definitiva, el objetivo de este tipo de investigaciones es reducir el riesgo de la transacción aportando al comprador/inversor una evaluación independiente y detallada del negocio, mediante la revisión de la existencia de posibles pasivos ocultos o contingencias en todas las áreas de estudio o revisión.


Crear una empresa, leyes

Crear una empresa: leyes

Contratos electrónicos requisitos

A propósito del niño que gastó 100.000 euros en Google Adwords

Añadir Comentario