Publicidad personalizada. La legalidad de las “cookies”

No nos resulta desconocido el importante papel y relevancia que tiene el comercio electrónico en la actualidad. Cada vez son más los usuarios que deciden adquirir multitud de productos a través de la red.

son legales las cookies

Comprobamos cómo este sector va creciendo en todos sus campos. Las empresas y marcas invierten cada vez más en publicidad online.

Publicidad personalizada

Realmente, ya no nos sorprende que nos llegue publicidad de gafas de sol después de, precisamente, haber visitado webs de marcas de gafas.

Las empresas y marcas pueden personalizar la oferta publicitada porque conocen nuestros gustos y comportamientos; y ello se debe a la información obtenida a través de las cookies. De ahí que la publicidad y las ofertas sean en la mayoría de ocasiones personalizadas.

 

¿Qué son las cookies?

Las cookies son unos archivos de texto que los sitios web descargan en nuestro ordenador con el objetivo de recopilar información sobre los usuarios y sus búsquedas a través de los navegadores.

En la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico y en el Real Decreto-ley 13/2012 queda recogida la obligación de informar y obtener el consentimiento del usuario acerca del uso de las cookies. Por ello, la mayoría de los sitios obligan aceptar su política de cookies para navegar correctamente en su web advirtiendo de su finalidad y uso.

Pero las cookies albergan un gran secreto, pues cada vez que navegamos dejamos ciertos rastros, que son usados para que nos remitan publicidad basada en los hábitos de la navegación.

En cierto modo, ese uso implica una pérdida de privacidad de los usuarios. Y por ello se justifica que se nos pregunte sobre si aceptamos en uso de cookies cuando entramos en una web. En caso afirmativo, formarán parte de un archivo que recogerá nuestros usos.


La Agencia de Protección de Datos ante las cookies 

La Agencia de Protección de Datos clasifica las cookies en tres tipos:

  • según la entidadque la gestione, distinguiendo las que son generadas por el propio editor o terceros;
  • según el plazo del tiempoque permanezcan activadas en el navegador del usuario, y,
  • según su finalidad, que puede ser técnica, de análisis, publicitaria y de personalización.

Conforme a la legislación vigente (Real Decreto Ley 13/2012, de 30 de marzo), todas las webs que contengan cookies deben cumplir dos tipos de obligaciones previstas legalmente.

En primer lugar, deben dar información sobre el uso de las cookies, de forma perfectamente legible.

Y, en segundo lugar, necesitan obtener el consentimiento por parte del usuario, permitiendo a estos entender la finalidad para la que se instalaron y conocer los usos que se les darán a las mismas.

Del hecho de que un usuario preste su consentimiento para el uso de las cookies se deriva una obligación: dar la información sobre revocar este consentimiento y eliminar las mismas. Esta posibilidad deberá estar a su disposición de manera accesible y permanente en la web en la que se ha informado de su uso.

Como hemos visto, las cookies permiten llevar el control de usuario y conseguir, por tanto, información sobre sus hábitos de navegación. Y a partir de esta información se le puede ofrecer publicidad personalizada. De esta forma se pone en muchos casos en juego su privacidad.

Por ello, las empresas que cuenten con webs que utilicen cookies deben cumplir de forma escrupulosa con las prevenciones de la Ley de Protección de Datos, estableciendo su política de cookies, los datos que se recaban, sus usos y garantías del usuario.

 

Lecturas relacionadas: