Vivienda | Bricolaje | Fontanería: Descongelar una tubería

Bricolaje: fontanería

Como descongelar una tubería de agua

El problema habitual en las zonas de fríos inviernos, las tuberías pueden congelarse durante la noche. El agua congelada se dilata dentro de las tuberías llegando a provocar la rotura de las mismas.

Consejos para descongelar una tubería

¿Qué parte de la tubería se ha congelado? Para encontrar cual es la parte de la tubería que se ha congelado, hay que abrir los grifos de la casa uno a uno. Cuando el agua encuentre el tapón de hielo retornara para salir.

Tuberías exteriores: Las más expuestas a los efectos del frío, son las que más hay que prevenir. Para las tuberías que se encuentran sin embutir dentro de la pared: Hay que descongelar lentamente por que en caso de haberse roto la tubería se inundaría la habitación. Se puede calentar el tramo congelado con un secador para pelo o estufa de aire caliente, al elevar la temperatura ambiente aumentará la temperatura de la tubería. Otra opción es utilizar trapos calientes o bien mojados en agua caliente o calentados sobre una estufa. Tuberías interiores: Dificilmente sufren congelación a menos que el clíma sea extremo. Vuelque agua hirviendo por los desagües hasta que note que circula. Y mucha paciencia.







 
 



 





 

 







Reventón de tuberías: Si al descongelarse la tubería verifica que se ha producido un reventón en la tubería, proceda de la siguiente manera: Cierrar la llave general de corte de agua de toda la casa y a vaciar todas las tuberías. Si puede localizar el reventón por que fue en una tubería exterior atar un trapo a su alrededor y llamar al fontanero. Si la tubería reventada pertenece a la parte de afuera de la casa, con cerrar la llave de paso del exterior solucionara el problema hasta que llegue el fontanero al mismo tiempo que sigue disfrutando del agua en el interior de su casa.

Prevención:

Si decide salir de fin de semana, será conveniente que antes cierre la llave de agua general de toda la casa y vacié las cañerías para que no quede agua en su interior. De esta forma por más que haga mucho frío las tuberías no tendrán agua para congelar. Cuando regrese abra el agua y cierre los grifos que habían quedado abiertos. La sal es un gran aliado, tiene la cualidad de retrasar el punto de congelación de agua. Echar cada tanto en las cañerías de la casa puede ser una forma de prevenir.

Búsqueda personalizada

comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email