Twitter resuelve problemas y realiza mejoras en su programación

Como saben todos los adictos a Twitter, el popular sistema de mensajería ha sufrido frustrantes y largos cortes en el servicio, de horas e incluso decenas de horas al mes.

Las quejas de usuarios y las fugas hacia servicios rivales han aumentado y, en los últimos meses, algunos desarrolladores incluso han comunicado que han suspendido su trabajo en los proyectos relacionados con Twitter. Sin embargo, a medida que estos problemas han despuntado, Twitter se ha mostrado cada vez más abierto sobre lo que los ejecutivos afirman es una renovación de arquitectura de base a gran escala destinada a mejorar la estabilidad del servicio.

La compañía ha evitado detallar las especificaciones técnicas y de temporalidad, pero el cofundador Biz Stone señaló en una entrevista por e-mail la semana pasada que los cambios ya están en marcha y los usuarios deberían estar beneficiándose ya de los resultados.

“Estamos mejorando el sistema de forma importante” señala Stone. “Y ya estamos viendo las correspondientes mejoras graduales en estabilidad como resultado”.

El servicio de Twitter permite a los usuarios publicar en línea mensajes de 140 caracteres y que otros usuarios reciban estos mensajes en sus teléfonos móviles u ordenadores. Según los ingenieros de la compañía, el servicio se construyó originalmente con “tecnologías y prácticas” válidas para un sistema de gestión de contenidos.

Pero Twitter evolucionó rápidamente para convertirse en una verdadera red de comunicaciones, con su propio estilo acelerado y único de conversación y mensajería de grupo. Los diversos arreglos que los ingenieros de Twitter utilizaron para convertir el sistema de gestión de contenidos en un servicio de mensajería no evitaron los continuos colapsos.

Los defectos del sistema han sido diseccionados en su mayoría en línea. Twitter se escribió originalmente con el marco de desarrollo Ruby on Rails, que proporciona una considerable flexibilidad y capacidad de programación, pero es lento a la hora de interactuar con una base de datos back-end con mucho uso. La estructura de base de datos MySQL original del sistema tampoco estaba bien preparada para gestionar la compleja y rápida red de consultas generadas por los usuarios “como consecuencia” de las actuaciones de miles de otros usuarios.

Ahora, a largo plazo, la compañía planea “reemplazar el sistema existente, componente a componente, con partes diseñadas desde cero”, según ha publicado recientemente en un blog el ingeniero Alex Payne. Los fundadores y desarrolladores de la compañía han afirmado que disminuirán su dependencia de Ruby on Rails, para pasar a “un enfoque elegante y simple, basado en un sistema de archivos” que reemplace su poco manejable sistema de base de datos original.

Fuente: Technology Review