Sistema para contar el tráfico de sitios web

Dificultades y la falta de un sistema general dificulta el proceso de contar el numero de visitas

Según un interesante artículo de The New York Times esta semana, son cada vez más las empresas con sitios web que se sienten frustradas ante las diversas formas de contar el numero de visitantes que reciben, algo que, por otra parte, es fundamental en el momento de contratar publicidad y generar ingresos.

¿Cuántas personas visitaron el sitio Style.com, home de las revistas Vogue y W, el mes pasado? ¿421.000, 497.000 ó 1,8 millones? La respuesta, que podría ser cualquiera o ninguna de las anteriores es fundamental para Condé Nast, propietaria del sitio, y para las empresas que pagan por anunciarse en él, como Ralph Lauren.
El problema está en que la cuenta a nivel interno de Condé Nast (1,8 millones) es considerablemente superior a las de ComScore (421.000) o Nielsen/NetRatings (497.000), cuyas cifras se utilizan para determinar las tarifas de publicidad, y estas discrepancias han dado lugar a una serie de roces.

Otras empresas de medios de comunicaciones, como Time Warner, The Financial Times y The New York Times, se sienten igualmente frustradas, dado que sus cifras de visitantes suelen ser también superiores a las de las empresas de rastreo.

Hay muchas razones para estas diferencias (por ejemplo, cómo se contabilizan las personas que utilizan Internet en casa y en la oficina), pero el resultado es el mismo: el crecimiento de la publicidad en línea se está viendo frenado, porque nadie consigue contabilizar bien las visitas.

Se espera que la publicidad en línea genere unos ingresos de más de 20.000 millones de dólares este año, más del doble de los 9.600 millones de dólares que representaba en el 2004. Por esto el numero de visitas se ha convertido en un tema central en cualquier estrategia de hacer rentable un sitio web. El problema es cómo contarlas y es que todavía no existe ningun acuerdo universalmente aceptado en los criterios de medida o métodos de contabilización.

En los Estados Unidos dos agencias que compran enormes cantidades de anuncios (Starcom MediaVest Group y MindShare) amenazaron recientemente a los principales sitios Web con reducir la inversión de dinero si no se resolvían las discrepancias que existen en el momento de contabilizar su tráfico. A los anunciantes les preocupa no sólo cuántas personas visitan los sitios, sino también con qué frecuencia aparecen sus anuncios.

Ante el crecimiento y expectativas de la publicidad en Internet, es previsible que en un futuro próximo los protagonistas en los Estados Unidos decidan sentarse para acordar un sistema común para medir el tráfico que reciben sus portales y sitios web.