Red social para discapacitados

Una nueva web acaba de ser lanzada en los Estados Unidos. Se llama Disaboom y se trata de una red social para discapacitados. Según un artículo en The New York Times la nueva web se crea para que anunciantes puedan contar con un medio eficaz para llegar a este gran colectivo.

Disaboom es la creación de J. Glen House, tetrapléjico debido a un accidente de esquí que sufrió a los 20 años. El sitio combina las características de las redes sociales como Facebook con información de interés para sus suscriptores: noticias médicas, orientación profesional, página de citas y consejos de viaje. Inaugurado el 1 de octubre, Disaboom espera atraer más de un millón de visitas al mes a finales de febrero y duplicar esa cifra el próximo año.

“No creo que los principales anunciantes sean conscientes de la magnitud de este mercado y de los desatendido que estaba”, señala Howard Lieber, Vicepresidente de Ventas de Disaboom.

La web supone un nuevo escaparate para aquellas empresas que ofrecen productos adaptados a este mercado objetivo, además de muchas otras. Entre los anunciantes que ya han firmado contratos con Disaboom se encuentran Netflix, Johnson & Johnson, Avis y Cricket Communications. En su campaña publicitaria que realiza en Disaboom, Ford Motor Company aprovecha para resaltar su subvención de 1.000 dólares para ayudar a los nuevos compradores a costear la adición de elementos como un ascensor para silla de ruedas, botones específicos en el volante o extensiones en los pedales. Segun una portavoz de Ford, los clics en los enlaces han funcionado mejor de los esperado y consideran la campaña un gran éxito.

Según los expertos realizar un plan de marketing para las personas discapacitadas no es nada fácil. Disaboom ha pagado a DATA, una empresa de diseño informático de Denver, 280.000 dólares por el diseño del sitio, y ha adquirido recientemente el sitio lovebyrd.com, una Web de citas para personas discapacitadas que Disaboom pretende incorporar en su propio sitio.

Las personas con problemas de movilidad son consumidores activos. Según un estudio realizado en el 2005 por Harris Interactive, el 69% de los adultos con discapacidades (más de 21 millones de personas) habían viajado por negocios o placer al menos una vez en los dos años anteriores. Durante ese mismo periodo, más de la mitad se habían alojado en hoteles, mientras que el 31% había comprado al menos un billete de avión y el 20% había alquilado un coche. Además, más del 75% de las personas discapacitadas salen a cenar al menos una vez por semana.