Política gubernamental y manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

Política gubernamental y manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

Desde estas páginas queremos sumarnos al manifiesto publicado en toda la red en defensa de los derechos fundamentales en Internet.

Este blog lleva ya muchos años publicándose, desde 2004, y en el espacio de esto años si hemos constatado algo con claridad es el retraso y torpeza sistemática de las políticas relacionadas con el desarrollo de la sociedad de información en España.

Recordemos brevemente:

1. En los inicios del despegue de Internet, el despropósito primer plan gubernamental, Info XXI.
2. La regulación de los domininios.es, equiparable únicamente en el mundo a un país como Bolivia.
3. La permisividad a los operadores y proveedores de banda ancha para mantener precios altos superiores a casi todos los países avanzados… O las restricciones para el avance de las ciudades y espacios wifi.
4. La nula toma de referencia para aprovechar el peso del español en la red (frente al alemán, francés, italiano…) como base para una estrategia activa en el desarrollo de la sociedad de la información.
5. La lentitud e inercia en la aplicación de la e-administración o no digamos la administración 2.0, absolutamente inexistente.

6. La puesta en marcha y aplicación del canon digital.
7. Los retrasos en incorporar al mundo educativo los nuevos recursos derivados de la revolución digital.
8. La débil presencia de empresas españolas de referencia en el mundo global de Internet
9. La carencia de una cultura digital en la empresa y la incapacidad gubernamental para instrumentar políticas activas que incentiven procesos innovadores y competitivos. Aquí hay que situar la posición absolutamente proteccionista de las industrias más afectadas (cine, música, libros.. y en un futuro inmediato: prensa, etc.)
10. El despropósito, desaguisado y ridículo improvisador del gobierno español al colocar la libertad de expresión en Internet en una posición vulnerable.

No estamos ante un hecho aislado, sino ante una trayectoria que ha llevado a este país, hace pocos años, a estar a la cola de Europa en los indicadores de desarrollo de la sociedad de la información en España. Por esto, no nos sorprende esta iniciativa gubernamental…

Lo más valioso, destacable y encomiable ha sido la reacción de la red, demostrando su fuerza y su capacidad de movilización. Y quizás este sea el mayor y mejor recurso para que Internet en España adquiera la dimensión que por derecho propio le corresponde.