P4P: Nuevo sistema de compartir archivos

A medida que los proveedores de servicios de Internet (ISP) pasan cada vez más apuros debido al creciente tráfico de las redes P2P de compartición de archivos, algunos han propuesto tomar medidas drásticas y acabar definitivamente con estos datos, algo que ha molestado tanto a los usuarios como a los reguladores. Sin embargo, con una nueva estructura que se debería implementar a comienzos del próximo año, algunos ISP pretenden seguir un enfoque diferente: cooperar con las redes de compartición de archivos para que compartan la información de forma más eficaz.

La nueva estructura, llamada “Provider Portal for Applications” o P4P, es un estándar abierto y voluntario que requiere que los ISP compartan alguna información sobre el diseño de sus redes. Las pruebas iniciales han demostrado que la estructura P4P puede acelerar de forma espectacular los tiempos de descarga para los usuarios que comparten los archivos, al mismo tiempo que reduce los costes de ancho de banda para los ISP.

Con la estructura P2P actual, en lugar de distribuir los archivos desde una localización centralizada las redes de compartición de archivos ayudan a los usuarios a localizar trozos dispersos entre miles de ordenadores individuales para descargar la información.

El nuevo protocolo reduce el tráfico de archivos utilizando alguna información de red interna revelada por los ISP a los “trackers” P2P (servidores utilizados para localizar los archivos para descarga). Los “trackers” utilizan esta información para gestionar la compartición de archivos de forma más eficaz, conectando los ordenadores más próximos entre sí, lo que reduce los costes de recursos del ISP implicado. A modo de ejemplo, supongamos que alguien con un software cliente BitTorrent intenta descargar un mp3; con el sistema actual, el archivo se podría traer desde un ordenador de la otra mitad del mundo, aunque haya alguien en la casa de al lado que también tenga una copia. Utilizando P4P, el “tracker” conecta entre sí los ordenadores más próximos, de modo que los bits recorren distancias mucho más cortas.

Pando es uno de los miembros fundadores del grupo “P4P Working Group”, un consorcio creado en el 2007 para desarrollar y probar nuevas tecnologías destinadas a mejorar la eficacia de la estructura P2P. Entre los miembros se encuentran los ISP Verizon y Comcast, la empresa de software P2P BitTorrent, el fabricante de equipos de red Cisco Systems e instituciones académicas como las Universidades de Yale y Washington.

Las pruebas a pequeña escala realizadas en marzo por investigadores de la Universidad de Yale, Pando, Verizon y el Grupo Telefónica sugieren que el nuevo sistema podría recortar la distancia media que viaja la información de 1.000 a 160 millas; y reducir el número de conexiones que hay que realizar a través de los hubs principales de 5,5 a 0,69. Además, esto ayudaría a los ISP a evitar los costes en los que incurren cuando la información se pasa entre las principales redes. Según las mismas pruebas, el enfoque también beneficiaría a los usuarios, incrementando las velocidades de descarga un promedio de un 20%.

Fuente: Technology Review