Lecciones del caso Digg en la era del móvil

Hace unos días Digg fue adquirido por tan solo medio millón de dólares por Betaworks. Entre los muchos artículos que se han publicado al respecto, este análisis de readwrite nos pareció especialmente interesante por lo que nos hemos procedido a traducirlo aquí.

El auge y la caída de Digg: un ejemplo del surgimiento de la Web 3.0.

La Web 1.0 se definió por la aparición de sitios web estáticos y la ubicuidad de los navegadores. La Web 2.0 aprovechó la infraestructura de la 1.0 y le añadió una capa social, proporcionando a la web una nueva columna vertebral. Uno de los iconos de la Web 2.0, Digg, fue adquirido ayer por Betaworks y se integrará en su plataforma News.me. Este es el punto de inflexión en el que vemos la transición definitiva del mundo de la Web 2.0 a la Web 3.0: la era móvil

La era móvil se ha construido sobre la infraestructura de los sitios web creados en la Web 1.0 y sobre la capa social de la Web 2.0. Si vamos a describir la era móvil con el apodo de Web 3.0, es natural que todo lo que había antes se incorpore ella. La era móvil incorpora sus propios bits en el agregado, ofreciendo nuevas formas dinámicas de informática (teléfonos inteligentes y tablets) donde los usuarios no sólo interactúan a través de la Web y el navegador, sino también a través de aplicaciones disponibles en estas plataformas que se construyeron sobre la base de principios de las eras anteriores de la Web. Cada era de la Web no existe de forma aislada, sino que se basa en la época anterior.

El caso de Digg

Al realizar un seguimiento de cómo la Web 2.0 se convirtió en la era móvil, Digg es probablemente el mejor ejemplo.
La Web 1.0 era, por definición, una plataforma completamente de un solo sentido. Los sitios web se construyeron en modelos básicos de marcos y se utilizaron como medios para transmitir información. De este modo, la Web era, principalmente, una plataforma de consumo de contenidos que no tenía mucha interacción ni contenidos generados por el usuario.
Digg apareció a finales de 2004 como un agregador de noticias que permitía a los usuarios votar las historias positiva o negativamente.

La belleza de Digg como concepto general era que tomó la naturaleza estática de la Web 1.0 y la hizo interactiva.
La innovación que definió a la Web 2.0 fue probablemente el concepto de “web log”, lo que comúnmente llamamos ahora blog. Digg ayudó a la gente a aceptar el blog como fuente de contenido alternativo, junto con los sitios de noticias.

Cada una de las eras de la Web que hemos vivido no se definen por una gráfica parabólica con un ascenso, un punto álgido y una caída. En lo que respecta a la Web, la gráfica no baja. Se sigue subiendo, y los fundamentos de lo anterior se incorporan en la nueva generación. Esto es precisamente lo que está sucediendo en la era móvil y, paralelamente, lo que ha sucedido con Digg.

Digg fue adquirida por Betaworks, una incubadora que creó uno de los primeros acortadores de enlaces en alcanzar popularidad: Bit.ly. También ha creado una aplicación, que comenzó como un proyecto interno del New York Times, llamado News.me.

Betaworks incorporará lo que queda de Digg en las aplicaciones de News.me para iPhone y iPad.
News.me es un servicio de agregación de noticias creado para la era de lo social y lo móvil. Toma las noticias de Facebook y Twitter, y crea hilos de resúmenes de noticias matutinos fuera de él. Comprueba los enlaces de noticias por popularidad a través de Bit.ly para determinar qué historias incluirá en los resúmenes matutinos y los ofrece a través de sus aplicaciones para iOS.

La evolución tiene mucho sentido. Una de las empresas que definían la Web 2.0, se incorpora ahora en una aplicación que hace uso de las señales sociales y la lleva a los dispositivos móviles. El ascenso y la caída de Digg como servicio es el ejemplo que mejor muestra que la Web 2.0 ha evolucionado hacia la era móvil.