La web semántica

El padre de la web Tim Berners-Lee explica en el último número (octubre 2004) de la revista Technology Review del MIT sus efuerzos en sacar adelante la web semántica, redenominada Internet 2.0. Este proyecto aplaudido por los expertos ha estado presidido en los últimos años por un ambiente de creciente escepticismo.

La idea, presentada por Berners en 1994, e impulsada con el lenguaje XML desde el W3C en el MIT ha alcanzado, 10 años más tarde, los estándares que permiten a los ordenadores intercambiar web con información semántica. En su opinión el éxito de la web semántica se logrará al alcanzar una masa crítica suficiente que permita al usuario indentificar sus enormes ventajas. Será un paso decisivo para hacer los ordenadores más “inteligentes”.

El esfuerzo de la web semántica estriba en que hay mucha información en la web (financiera, metereológica, corporativa, etc.) en bases de datos, hojas de cálculo que se puede leer pero no podemos trabajar con ella. Aunque esta información existe, las computadoras no saben cómo interrelacionarla entre si. Tampoco se pueden diseñar programas para utilizarla más eficientemente.

Tim Berners asegura que cuando exista una web semántica con una masa crítica relevante y con datos interesantes semánticos globales, entonces se podrá combinar la infomación conocida con otra información que no se conoce, y mejorar sustancialmente las prestaciones de nuestros ordenadores, y por ende, nuestra calidad de vida.

¿Qué es la web semántica? ¿Cómo funciona?

Tim Berners aporta el siguiente ejemplo:

Supongamos que estamos navegando y encontramos un Curso anunciado en una web al que decidimos ir. Existe mucha información en esa página que es acesible a nosotros pero nuestro ordenador no sabe lo que quiere decir.

Si decidimos ir a al curso, probablemente abramos una agenda y pegaremos la información sobre las fechas. A continuación abriremos nuestra libreta de direcciones y pondremos los nombres de las personas que imparten el curso. Y por último, si queremos hacerlo de forma perfecta encontramos la latitud y longitud del seminario y lo programaremos en el GPS para poder encontrar fácilmente su localización.

Todo esto es muy laborioso y lo que nos gustaría es poder decirle al ordenador: “voy a ir a ese curso” y que él se encargue de todo.

Si existiese una versión semántica de la citada página, ésta tendría información con etiquetas que le explicaría al ordenador: “esto es un curso”, “esta es la hora y la fecha”, de tal forma que sería añadido automáticamente a nuestra agenda. Los nombres serían añadidos a la libreta de direcciones y el ordenador programaría nuestro GPS para que nos dijese cómo llegar al lugar.

Nos explicaría la relación entre el acontecimiento y las personas involucradas. Estas personas tendrían páginas personales semánticas con información de cómo conectar con ellos. Nuestro libro de direcciones ahora podría evolucionar desde una fuente cerrada de datos privados hacia una fuente de información relacionada con personas de todo el mundo.

¿La web semántica “automatiza” lo que haría un ser humano?

Berners responde negativamente. Pero en el futuro la web semántica será un gran lugar en el que se desarrollará la inteligencia artificial. Poco a poco, enlace por enlace, los datos se conectan…

La definicion de nuevos lenguajes para que los ordenadores intercambien información ha pasado a una segunda fase.

En Ciencias de la Salud los grandes desafíos tales como cáncer, sida y descubrimientos de medicinas para nuevos virus requieren la interacción de enormes cantidades de datos de diversos campos: genómicos, proteómicos, epidemiológicos, etc. Parte de esta información es pública, parte es propietaria de empresas farmaceúticas y parte propietaria del paciente. El reto de la web semántica de lograr una interoperabilidad a través de estos campos. Esta es grande y tiene enormes beneficios potenciales.

En opinión de Berners el avance en ciencias de la salud, medicina, farmacia, investigación, tratamientos, etc, es una de las líneas que más beneficios potenciales podría alcanzar a través de la web semántica o, si se prefiere Internet 2.0

Enlaces relacionados:


Añadir Comentario