La crisis afecta a Yahoo

Yahoo estaba ya en una mala situación mucho antes de que la crisis financiera hiciera que todo el mundo se preocupase por una posible recesión global. Ahora, sus problemas se han agudizado.

Yahoo ha anunciado que despedirá al menos al 10% de sus 15.000 trabajadores en un intento por reducir costes. Según la compañía, los ajustados presupuestos de publicidad le han restado una parte importante de sus ingresos por publicidad en línea, con lo que sus beneficios netos para el tercer trimestre han caído un 64%.

La compañía ha disminuido también sus previsiones de ingresos para lo que resta del año y ha señalado que todavía es muy pronto para hacer previsiones para el 2009.
Según los analistas esto se debe a que los movimientos estratégicos que Yahoo ha estado considerando –entre ellos una colaboración de publicidad en las búsquedas con su rival Google y una fusión con la filial de Time Warner AOL– han fracasado, quedándole pocas opciones excepto recortar gastos.

“Simplemente tienen que asegurar las escotillas, aligerar la carga y capear el temporal” señaló Jeffrey Lindsay, analista de Sanford C. Bernstein & Company. “Con un poco de suerte”, añadió, “lograrán pasarlo con la caja intacta, es de suponer que a modo de empresa más pequeña y eficaz”.

Según los ejecutivos de Yahoo, eventos como los Juegos Olímpicos de Pekín, la campaña presidencial y la crisis financiera incrementaron de forma importante las visitas de los sitos Web más populares de la compañía durante el último trimestre. Sin embargo, Yahoo no fue capaz de transformar en dólares estas visitas extra como esperaba, añadieron. La compañía afirma haberse visto perjudicada especialmente por una disminución de los anunciantes que compran caros anuncios visuales, uno de los principales pilares del negocio de Yahoo.

En una entrevista, Jerry Yang, cofundador y presidente de Yahoo, señaló que los despidos son un paso un paso necesario que permitirá a Yahoo funcionar de un modo más eficaz y capear la crisis.

Aunque los recortes afectarán a todos los sectores de la compañía, no serán uniformes y Yahoo continuará invirtiendo en algunos proyectos importantes, como un nuevo sistema de publicidad y una nueva página principal, señaló.
El objetivo es reducir los gastos anuales en más de 400 millones de dólares antes de que acabe el año, añadió.

Fuente: New York Times