Insuficiente desarrollo de Internet en España

Frecuentemente aludimos al insuficiente desarrollo de la sociedad de la información en un país del potencial lingüístico de España con 400 millones de hispano hablantes en todo el mundo. Los datos más recientes vienen a avalar nuestra insistente demanda de políticas más activas que favorezcan el acceso y desarrollo de Internet en España. Estos han sido los datos difundidos por los medios de comunicación durante la última semana:

  • Baja el número de internautas. Los últimos datos facilitados por el Estudio General de Medios muestran una preocupante bajada de 74.000 usuarios de Internet (oleada de octubre a noviembre respecto de la correspondiente a abril-mayo de 2004). España debe ser uno de los pocos países del mundo que caminan hacia atrás.
  • La penetración actual de la banda ancha en España es raquítica. Se estima que en España sólo el 6,1 por 100 de las conexiones existentes son ADSL. Este bajísimo porcentaje contrasta con datos de países como Japón o Estados Unidos donde la penetración de banda ancha supera ya el 50 por ciento (en algunos países asiáticos se sitúa en un 91 por ciento). Hay que recordar que los precios de la banda ancha en España, sujetos a regulación están entre los más altos de Europa.
  • Los españoles y la seguridad en Internet. Según la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), el año pasado el 47 por ciento de los internautas españoles estaba preocupado por la seguridad en la Red y el 41,7 por ciento opinaba que el pago con tarjeta a través de este medio es poco o nada fiable.

    Esta percepción se traduce actualmente en un insuficiente y muy bajo progreso del comercio electrónico en nuestro país. Más aún si se compara con otros países, como Inglaterra, que el año pasado ya alcanzaba un volumen de e-commerce comparable a su presupuesto de defensa.

Algunas organizaciones y asociaciones de internautas vienen reclamando del actual gobierno mediadas que favorezcan el desarrollo de Internet en España. Entre ellas hay tres que detacamos:

  • Inclusión de la publicidad institucional en medios de soporte digital e Internet, como ocurre con los demás medios de comunicación;
  • La modificación de la legislación sobre IVA y Comercio Electrónico (en relación a los cuales la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) se pronunció en contra de la quiebra del llamado principio de neutralidad fiscal)
  • La promoción de los sistemas de pago “securizados” ya existentes en el mercado.

Enlaces sobre temas relacionados:


Añadir Comentario