Despidos en Microsoft

Microsoft recortará 5.000 puestos de trabajo con el fin de hacer frente a la fuerte caída en la inversión tecnológica de las empresas golpeadas por la crisis económica internacional.

Menos de siete meses después de el multimillonario fundador de Microsoft, Bill Gates abandonara la gestión del día a día de la compañía, la multinacional del software con sede en Seattle ha decepcionado en Wall Street con una caída del 11% en sus beneficios trimestrales hasta los 4.170 millones de dólares.

Los despidos se producirán a lo largo de los próximos 18 meses, en una amplia variedad de áreas, incluidas las de investigación y desarrollo, ventas, marketing, finanzas, recursos humanos y TI, con el cese inmediato de 1.400 empleados.
Los despidos, destinados a ahorrar 1.500 millones de dólares anuales, constituyen la primera reducción de personal a gran escala de Microsoft desde la fundación de la compañía en 1975.

El presidente de Microsoft, Steve Ballmer, señaló: “Aunque no somos inmunes a los efectos de la economía, confío en la fuerza de nuestro catálogo de productos y la solidez de nuestro enfoque”.

La compañía se enfrenta a un año crucial, puesto que está preparando el lanzamiento de su nuevo sistema operativo, Windows 7.

Los ingresos por cliente de Microsoft cayeron un 8% debido a la fragilidad del mercado de los ordenadores personales y a un cambio en la demanda hacia portátiles más baratos. No obstante, las ventas de sus dispositivos de ocio todavía han subido un 3%, gracias a los 6 millones de ventas de la consola Xbox 360 en Navidades.
Las acciones de la compañía cayeron también un 8%, hasta un valor de 17,77 dólares, en los minutos de arranque de la bolsa de Nueva York, alcanzando su valor más bajo desde 1998.

Según el Director Financiero, Chris Liddell: “La actividad económica y la inversión en TI se ralentizaron por encima de nuestras expectativas en el trimestre y actuamos con rapidez para reducir nuestra estructura de costes y mitigar el impacto”.

Microsoft ha tenido un año difícil, tras fracasar en su intento de compra del especialista en búsquedas Web Yahoo destinado a impulsar su presencia en Internet, que en general se considera débil en comparación con la de sus rivales, como Google.

La analista tecnológica de UBS en Nueva York, Heather Bellini, señaló para Bloomberg News que Microsoft obtendrá una mala respuesta de los inversores a menos que actúe con rapidez para reducir sus costes operativos en respuesta a una de las peores recesiones internacionales desde la segunda guerra mundial.

“Da igual que se deshagan de contratistas, empleados a tiempo completo, instalaciones o beneficios sanitarios, pero tienen que reducir los costes”, señaló.

Fuente: The Guardian