Aprender a programar gratis

Codecademy: la última frontera en iniciativas de educación digital

La educación está experimentando una enorme ola de innovación digital que hará que aprender sea algo muy diferente para los estudiantes y adultos curiosos dentro de cinco a diez años. Muchos de los cambios provienen de fuera del sistema, de conocidos innovadores como Sal Khan, antiguo analista de fondos cuyas 2.700 clases en línea gratuitas en la Khan Academy han llegado a decenas de millones de personas; y de empresas menos conocidas como Knewton, que está aplicando la ciencia de los datos profundos a la elaboración de cursos y libros de texto más adaptativos y personalizados.

Ahora, una nueva compañía con sede en Nueva York, conocida como Codecademy, ha presentado un nuevo enfoque.

Codecademy quiere enseñar a cualquiera a escribir software. La manera de lograrlo es eliminar la intimidación poniendo a las personas a programar de inmediato, de forma gratuita y sin barreras desde el inicio.

Codecademy no cobra nada por los tres cursos de Javascript que ofrece actualmente y prevé añadir, en breve, cursos de Ruby y Python, otros dos lenguajes de programación Web populares. Es posible acceder con una cuenta de Facebook, pero no es obligatorio. A pesar de estar operativo solo desde agosto, el sitio cuenta ya con 500.000 estudiantes de 200 países, todo ello sin haber puesto en marcha ninguna iniciativa de marketing salvo un poco de relaciones públicas y la compartición de algunas insignias de finalización de un curso en redes sociales como Facebook y Twitter. El número de estudiantes que han realizado un ejercicio podría superar con creces el medio millón dado que no es necesario crear una cuenta para empezar un curso. No obstante, de los 500.000 que han utilizado el sitio, alrededor de un 25% ha completado un curso. Todos ellos han realizado al menos un ejercicio. Poco más de la mitad de los estudiantes son de fuera de los EE.UU.; la mayoría de ellos de China, Japón e India.

Los ejercicios todavía necesitan algunos retoques: en la actualidad, la interactividad consiste principalmente en nuevas entradas y en ver el resultado del trabajo realizado. Y el sitio deberá añadir más cursos cuanto antes si quieren que las personas vuelvan. Tres no es suficiente.

Pero Codecademy atrajo inversores en cuanto logró entrar en junio en la incubadora Ycombinator para nuevas empresas innovadoras (startups). Las empresas que están en Ycombinator reciben 15.000 dólares y otros 150.000 dólares del programa equivalente puesto en marcha por Yuri Milner, de la inversora de capital riesgo Digital Sky Technologies (DST), y el fondo SV Angels de Ron Conway. Poco después, Union Square Ventures encabezó una ronda de financiación de serie A de 2,5 millones de dólares.

El sitio tendrá siempre un componente gratuito, pero hay muchas maneras de hacerlo rentable. Además del beneficio social de extender los conocimientos informáticos por el mundo.

Fuente:  Forbes