Apple adquiere aplicación para hacer mapas

Según informa Seth Weintraub de Computerworld, parece que Apple ha adquirido una compañía de mapas en línea lo que podría significar que pretende utilizar su propia tecnología de mapificación en el iPhone y también podría explicar la razón por la que las relaciones entre Apple y Google parecen haberse enfriado recientemente.

En realidad, la compra de Placebase por parte de Apple se produjo en julio y un fundador de una compañía colaboradora que estaba utilizando los mapas de Placebase publicó un tweet con la noticia, pero ésta pasó desapercibida entonces por ser la única noticia sobre el tema. Sin embargo, Weintraub excarvó este semana en el perfil de LinkedIn del CEO de Placebase, Jaron Waldman, y ha confirmado que ahora forma parte del equipo “Geo Team” de Apple.

Esto podría causar otra fisura en la relación entre Google y Apple. En última instancia, el hecho de que Apple haya adquirido un competidor de Google Maps, probablemente ha sido otro d elos motivos por los que Eric Schmidt, ha abandonado el consejo de directores de Apple; pero lo más importante, es que una compra como esta podría permitir que Apple dejase de depender de Google Maps, un servicio que utiliza en el iPhone y en su software iPhoto.

Obviamente, se ha hablado mucho acerca del rechazo de la aplicación Google Voice por parte de Apple, pero hay que recordar que la compañía rechazó también (o no aprobó, en cualqueir caso) la aplicación Latitude de Google, obligando a Google a crear una versión de navegador. El motivo que dio Apple para no aprovar la aplicación fue que podría confundir a los usuarios por su parecido con la aplicación Maps incorporada en el iPhone: Google Maps.

También es posible que Apple simplemente se haya dado cuenta de la importancia de la geolocalización, especialmente en el mercado de los móviles, y quisiera adquirir talento en ese campo. Después de todo, Placebase, además de ser competencia de Google Maps, también ofrecía diferentes interfaces y personalizaciones.

Fuente: The Washington Post