¿Activará Facebook su botón “Voy a votar” para las elecciones generales en España?

Puede que no hayas oído hablar de este botón, pero es una función que Facebook ha puesto en marcha ya en varios países. En España pudimos verlo en las elecciones al Parlamento Europeo y su función es la de animar a los usuarios a ir a votar. Para ello, el día de las elecciones, no sólo nos recuerda que es día de ir a votar, sino que nos permite, además, indicar si ya hemos votado y animar a nuestros amigos a participar en la jornada electoral. También nos permite buscar el lugar en el que debemos votar.

Ahora que se acercan las elecciones generales en España… ¿Activará Facebook esta herramienta el 20 de diciembre? ¿Y en qué medida podría influir su activación en el resultado de las elecciones?

Botón de Facebook para las elecciones

Facebook puso en marcha esta función por primera vez en las elecciones presidenciales celebradas el 4 de noviembre de 2008 en los EE.UU., con el objetivo de animar a sus usuarios a participar con su voto en la jornada electoral. Ese día, todos los usuarios de los EE.UU. mayores de 18 años pudieron ver un mensaje en la parte superior de su muro de Facebook recordándoles que era día de elecciones y animándoles a votar. Concretamente, 5,4 millones de estadounidenses pulsaron el botón “I’m a voter”. Desde entonces se ha utilizado en diversas jornadas electorales posteriores, en los EE.UU. y otros países.

Botón de Facebook en las elecciones al parlamento de la UE
En las elecciones al parlamento de la UE

Además de informarnos de que estamos en jornada electoral, el servicio de Facebook incluye un enlace a una aplicación en la que podemos consultar qué colegio electoral nos corresponde. También incluye un botón “Voy a votar” con el que podemos indicar que vamos a ejercer nuestro derecho al voto y publicarlo en nuestro muro para animar a nuestros amigos a hacer lo propio. De ese modo, podemos saber en todo momento cuántos de nuestros amigos van a votar y cuáles, así como ver en tiempo real el número de personas que han pulsado el botón en todo el país.

El botón se ha utilizado en más de una ocasión en los EE.UU, en el referéndum escocés, en las últimas elecciones generales del Reino Unido, en la India, en Brasil, Canadá… y, el pasado fin de semana, en Argentina. En España lo vimos en las elecciones al Parlamento Europeo.

El botón de Facebook en las elecciones generales de Argentina
En las elecciones generales de Argentina

El servicio no anima a votar por un partido concreto, ni publica a quién a votado el usuario, simplemente si ha votado o no. ¿Pero funciona realmente esta estrategia para animar a los usuarios a votar? Al parecer, sí.

Según algunos estudios, las conversaciones en la red social antes de la votación pueden fomentar la participación. Uno de ellos, publicado en septiembre de 2012 en la revista Nature, puso de manifiesto que, en las elecciones presidenciales de 2010 en los Estados Unidos, 340.000 votantes adicionales llegaron a las urnas tras haber visto en Facebook los mensajes de sus amigos incitándoles a votar.

¿En qué medida podría influir esto en las elecciones en España?

Según un estudio publicado recientemente por la IAB (Interactive Advertising Bureau) sobre los usuarios de redes sociales, Facebook es la red social por excelencia en España y con una tendencia al alza. El estudio se realizó en diciembre 2014 encuestando a 1.163 personas de 18 a 55 años de edad. Entre los encuestados, un 96% afirmó utilizar esta red social, lo que supone un aumento de 2 puntos con respecto al año anterior.

Además, es también la red social con mayor frecuencia de uso, tanto en días a la semana cómo horas semanales. Concretamente, los encuestados afirman conectarse 7 días por semana con un promedio de 4 horas y media semanales.

Como novedad, en la encuesta de este año, se preguntó también a 105 jóvenes de entre 14 y 17 años, de los cuales, el 78% afirmó tener también una cuenta en Facebook.

En la actualidad, el número de Españoles registrados en la red social ronda los 20 millones. Si tenemos en cuenta que el número de personas inscritas en el censo electoral (es decir, que pueden votar) en España ronda los 38 millones, un mensaje animando a los usuarios a acercarse a las urnas distribuido por esta red social tendría sin duda un elevado alcance.

La participación en las elecciones generales en España ha ido cayendo reiteradamente en las últimas citas electorales, desde el 77,38% en 1996 al 68,94% en 2011. Y según las encuestas del CIS, los jóvenes son los que muestran menor predisposición a ir a votar. En general, hace años que denotan poco interés por la política y, en los últimos años, era cada vez más habitual la frase: “Yo paso de votar porque son todos iguales. No me gusta ninguno”.

Sin embargo, el panorama electoral ha cambiado considerablemente en el país con la aparición de nuevos partidos con cabezas visibles mucho más jóvenes que podrían resultar más atractivas para la población joven española. Eso unido a los efectos de la crisis, que ha llevado a España a liderar la cifras de desempleo juvenil de Europa con un 49,6% de paro entre los menores de 25 años en junio de 2015, podría incrementar la participación en estas franjas de edad. Si a mayores, se produce algún efecto gracias a Facebook, los resultados podrían ser sorprendentes.

¿Y qué hay del voto por Internet o con el móvil?

Sería genial poder votar desde cualquier sitio simplemente pulsando un botón como el de Facebook en nuestro ordenador o dispositivo móvil. Especialmente, teniendo en cuenta la fecha elegida para las próximas elecciones generales, en la que la mucha gente suele estar de viaje por su proximidad con las fechas navideñas. Se ha hablado mucho sobre esa posibilidad en los últimos años y, sin duda, tendría muchas ventajas: para nosotros sería mucho más cómodo y nos ahorraría tiempo, por  lo que podría ayudar a incrementar la participación; y para el gobierno sería más barato. Además, podríamos saber el resultado en seguida, dado que el recuento sería prácticamente instantáneo.

No obstante, a pesar de todas esas ventajas, hay muchos expertos que alertan de la posibilidad de manipulación de los resultados, con el consiguiente fraude. Algo curioso cuando ya podemos comprar por Internet o con el móvil, gestionar nuestras cuentas bancarias en línea o presentar la declaración de la renta por Internet. Sin embargo, en el caso de los procesos electorales, la dificultad es mayor, porque no es suficiente con identificar inequívocamente a la persona que está realizando la operación, sino que es necesario garantizar el anonimato de su voto y ambos requisitos chocan entre sí. De ahí que no tengamos voto electrónico, al menos, no por el momento, pero a la velocidad que avanza la tecnología, es probable que sea posible en un futuro quizá no muy lejano.