5 predicciones asombrosas de Mark Zuckerberg para el futuro

Telepatía, realidad virtual o inteligencia artificial son algunas de las predicciones que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dejó entrever al ser preguntado sobre el futuro. 

Mark Zuckerberg, realizó una ronda de preguntas y respuestas en su propio perfil de la red social, en la que dejó entrever su opinión sobre el futuro.  Habló entre otras cosas de telepatía, realidad virtual o inteligencia artificial.

Aunque, hoy en día, algunas de sus ideas puedan parecernos increíbles o sacadas de una película de ciencia-ficción, en realidad, coinciden en gran medida con algunas de las predicciones de científicos y futuristas de reconocido prestigio e incluso, alguna de ellas, podría salir al mercado muy pronto.

Entre otras cosas, Mark Zuckerberg opina que en un futuro no muy lejano podremos:

1. Comunicarnos con otras personas utilizando el poder de la mente

El objetivo de gran parte de la tecnología que se construye hoy en día es proporcionar a los usuarios  experiencias comunicativas cada vez mejores. Según Zuckerberg, a medida que esas tecnologías avancen, dejaremos atrás los teléfonos móviles y los ordenadores, para abrazar una nueva tecnología que nos permitirá enviar telepáticamente a otras personas no sólo nuestros pensamientos, sino también experiencias “emocionales y sensoriales”.

“Sólo tendremos que pensar en algo y nuestros amigos serán capaces de experimentarlo también al instante, si así lo queremos. Esta sería la tecnología de comunicación definitiva”, señaló.

2. Vivir en un mundo de realidad virtual

Ante la pregunta de qué aspecto tendrá el mundo en un futuro desde una perspectiva tecnológica y de medios sociales, Zuckerberg respondió que Facebook está trabajando en el campo de la realidad virtual, porque en su opinión, esa será la próxima plataforma fundamental de comunicación, tras reemplazar a los teléfonos inteligentes.

“Creo que también llevaremos puestas una gafas que nos ayudarán a lo largo del día y nos darán la oportunidad de compartir nuestras experiencias con aquellos que queremos a través nuevas formas de inmersión que no son posibles hoy en día”, señaló.

 

Facebook compró la empresa de realidad virtual Oculus en 2014 como parte de su estrategia para llevar la realidad virtual a todo el mundo. Su primer producto destinado a los consumidores será un dispositivo para la cabeza que saldrá al mercado a principios del próximo año.

Las expectativas para el nuevo producto son elevadas y los analistas de PiperJaffray han comentado recientemente que la realidad virtual podría ser la megatendencia de los próximos 30 años, con Oculus a la cabeza.  Al igual que Zuckerberg, compararon el mercado con la industria de la telefonía móvil hace 15 años.

Facebook está estudiando diversos mecanismos de narración y de comunicación a través de Oculus, pero Zuckerberg pretende ir mucho más allá con esta tecnología:

“Nuestro objetivo es dar a la gente el poder de experimentar cualquier cosa: si alguien no puede viajar a algún lugar, o estar con alguien en persona, o incluso si algo es físicamente imposible de construir en nuestro mundo analógico”, dijo, podremos tenerlo con la realidad virtual.

En el futuro, Zuckerberg espera que la gente comparta sus experiencias completas mediante realidad virtual, del mismo modo que comparten las fotos de sus vacaciones en la actualidad.

La gente todavía llevará su móvil en el bolsillo, al menos los próximos 10 años, dijo, pero también llevarán unas gafas de realidad aumentada para ayudarles a diario.

3. Acceder a Internet a través de rayos láser enviados desde el cielo

Facilitar el acceso a Internet y, más concretamente, a Facebook, al mayor número posible de personas en todo el mundo es uno de los principales objetivos de Zuckerberg desde hace tiempo. Para ello, la compañía ha puesto en marcha la organización sin ánimo de lucro Internet.org y, actualmente, está negociando la colaboración con diversos operadores con el fin de ofrecer servicios básicos de Internet gratis en todo el mundo.

Como parte de esta iniciativa, Facebook está desarrollando un sistema de comunicaciones por láser que combinado con el uso de drones (aviones no tripulados) y satélites podría, básicamente, enviar rayos láser con Internet desde el cielo.

 

“Como parte de nuestra iniciativa Internet.org, estamos desarrollando formas de utilizar aviones no tripulados y satélites para conectar a los miles de millones de personas que no viven dentro del rango de las redes inalámbricas existentes”, dijo. “Nuestro laboratorio de conectividad está desarrollando un sistema de comunicaciones por láser capaz de transmitir datos desde el cielo a las comunidades. Esto aumentará considerablemente la velocidad de envío de datos a través de largas distancias”.

Facebook no es la única compañía con proyectos de este tipo. Hay otras iniciativas en marcha, como el proyecto Loon de Google.

4. Tener sistemas de inteligencia artificial capaces de ver, escuchar y entender como los humanos

Según Zuckerberg la inteligencia artificial podría remodelar la red social en el futuro. La investigación de Facebook en este campo se centra en entender el contexto de cada publicación para organizarlas del mejor modo posible.

Esta tecnología ya está en desarrollo, según Yann LeCunn, director de investigación en inteligencia artificial de Facebook. Es la que realiza el reconocimiento facial que ofrece a los usuarios de Facebook sugerencias a la hora de etiquetar a sus amigos en las fotos.

Sin embargo, el objetivo final sería desarrollar unos sistemas de inteligencia artificial tan avanzados que puedan realmente ver y escuchar, es decir, que sean capaces de reconocer todo lo que aparece en el contenido de una imagen o vídeo y entender su significado.

“Estamos construyendo sistemas capaces de reconocer todo lo que hay en una imagen o vídeo”, dijo Zuckerberg. “Esto incluye personas, objetos, paisajes, etc. Estos sistemas han de entender el contexto de las imágenes y vídeos, además de su contenido”.

Esto no sólo mejoraría la experiencia de usuario en el muro de Facebook, sino que se podría utilizar también, por ejemplo, para mejorar la experiencia multimedia de las personas invidentes.

“Si pudiésemos construir ordenadores capaces de entender el contenido de una imagen y de explicárselo a una persona invidente que de otro modo no podría ver dicha imagen, eso sería algo asombroso”, señaló.

En realidad, esto ya se encuentra en desarrollo. En el último año, tanto Google como algunos equipos de la Universidad de Toronto, la Universidad de Montreal y la Universidad de Stanford, han logrado diversos avances en la creación de programas de inteligencia artificial capaces de mirar una imagen, decidir qué es lo importante en ella y describir con precisión su contenido.

“Lo más impresionante que he visto recientemente es la capacidad de estos sistemas de aprendizaje profundo para comprender una imagen y producir una frase que la describe en lenguaje natural”, dijo Yoshua Bengio, investigador en inteligencia artificial (IA) de la Universidad de Montreal.

Bengio y sus colegas han desarrollado recientemente una máquina capaz de observar y describir imágenes. Los investigadores presentaron sus resultados en la Conferencia Internacional sobre Aprendizaje Automático celebrada en Lille, Francia, del 6 al 11 de julio de este año.

5. Ser inmunes a las enfermedades

Según Zuckerberg, el sector de la salud será uno de los que más avances verá en los próximos años y  destacó el papel que tendrá la inteligencia artificial en este ámbito.

Watson, la máquina de IBM que derrotó al campeón mundial de ajedrez Garry Kasporov en 1996 y al campeón del mundo de Jeopardy, Ken Jennings, en 2011 ha llegado recientemente a los hospitales. Entre otras cosas, está ayudando a los médicos del Centro Oncológico MD Anderson de Houston a desarrollar planes de tratamiento para los pacientes con leucemia.

Numerosos científicos coinciden en que la inteligencia artificial y los Big Data podrían revolucionar muy pronto la atención sanitaria.

La inteligencia artificial permitirá estudiar a millones y millones de personas, medir sus síntomas y establecer conexiones entre toda esa información. Eso permitirá a los médicos administrar tratamientos personalizados a cada paciente, mejorando su eficacia.

Seguir leyendo: