Teléfonos intérpretes de Google

El jefe de Google prevé un futuro utópico con teléfonos que traducen las palabras durante conversaciones entre personas con distintas lenguas, y buscadores autónomos

El CEO de Google Eric Schmidt, esbozó su visión del futuro en el escenario del evento TechCrunch’s Disrupt celebrado en San Francisco.

“Es un futuro en el que la gente no se olvidará de nada… En este nuevo futuro nunca se perderá nadie… Vamos a conocer su posición milímetro a milímetro a lo largo del tiempo… Los coches conducirán solos, es un error que los coches se inventaran antes que los ordenadores… nadie estará nunca solo… nadie se aburrirá… nadie se quedará sin ideas”.

Schmidt complementó su visión con ejemplos concretos de la estrategia y futuro inmediato de Google. Habló de cómo los teléfonos inteligentes pueden llegar a ser intérpretes en tiempo real.
“Ahora podemos demostrar y estamos preparados para sacar al mercado productos que permiten hablar por teléfono en Inglés y que la conversación llegue al teléfono de destino en alemán”, señaló Schmidt.

Unos servidores en la nube convierten la voz en texto –una característica central de los teléfonos con sistema operativo Android de Google–, después de lo cual la tecnología que está tras el servicio de traducción de Google genera el texto correspondiente en alemán, que el teléfono destinatario puede leer en voz alta.

No obstante, las búsquedas continúan siendo algo fundamental para Google, señaló, y llegarán a ser incluso aún más inteligentes. “¿Hacia dónde vamos ahora con las búsquedas? Al contexto personal. Con el permiso de los usuarios y tengo que decir que alrededor de 500 veces, podemos mejorar todas estas respuestas”.

Ese contexto puede incluir el historial de búsquedas del usuario, así como el de sus amigos, además de otra información almacenada en Google sobre él, siempre y cuando el usuario lo permita.

Pero a pesar de los indicios de un aumento en las herramientas sociales y el valor de los datos que podrían proporcionar, Schmidt esquivó una pregunta acerca de Google Me, denominándolo un “rumor sobre el que no voy a hablar”.

Fuente: Technology Review