Últimos resultados financieros de Google

Google se resiste a la crisis económica, superando las expectativas de Wall Street en sus últimos resultados financieros.

La compañía ha presentado unos ingresos de 5.700 millones de dólares (unos 4.440 millones de euros) para el último trimestre de 2008, lo que supone un incremento del 18% con respecto al año anterior, pero un aumento de tan solo el 3% con respecto a las cifras del trimestre anterior.

Los beneficios cayeron considerablemente hasta los 382 millones de dólares (unos 297,5 millones de euros), en comparación con los 1.200 millones de dólares (unos 934 millones de euros) de hace un año; no obstante, esto se debe en gran medida a las inversiones en su rival de Internet AOL y el proveedor de banda ancha inalámbrica Clearwire.

El presidente de Google, Eric Schmidt, señaló que la compañía ha tenido un buen rendimiento dadas las nefastas circunstancias del sector de la publicidad, pero reconoció no poder predecir si las cosas se volverán más fáciles en el futuro.
“Google tuvo un buen rendimiento en el cuarto trimestre, a pesar de un ambiente económico cada vez más complicado”, señaló. “No está claro cuánto durará la crisis global, pero nuestro enfoque continúa siendo a largo plazo”.

En los últimos años, Google se ha vuelto más dependiente del dinero generado por la publicidad en sus propios sitios Web, en lugar de a través de sus redes de publicidad; y ese patrón continúa en la actualidad.

Los sitios propiedad de Google generaron 3.800 millones de dólares (2.958,5 millones de euros) de los ingresos globales del trimestre, lo que supone un 67% de su renta, un incremento importante en comparación con la proporción del 45% de hace apenas un año.

Aunque esto significa que la red de publicidad popularmente eficaz de la compañía es menos potente en la actualidad, puede haber ayudado a aislar a la compañía de ciertos aspectos de la crisis financiera.

Google se ha vuelto también más dependiente de su negocio internacional, siendo actualmente el resto del mundo responsable del 50% de sus ingresos. Y afirma que sus ingresos habrían sido 334 millones de dólares (260 millones de euros) más, especialmente en el Reino Unido, de no ser por las caídas monetarias.

Las cifras han sido bien recibidas por los analistas de Wall Street, que habían esperado peores resultados; y por los inversores, que vieron impulsadas las acciones de Google hasta un 2%.

Fuente: Guardian Business