Impacto de la crisis económica en el negocio de Google

El analista Trip Chowdhry, de Global Equities Research, señala que los ingresos de Google caerán en los próximos dos años y la compañía deberá hacer frente a despidos y conflictos en su junta directiva.

Chowdhry plantea el caso en una nota de investigación. Lo esencial: la economía está presionando el negocio de publicidad de Google; los usuarios empiezan a dejar de prestar atención al texto publicitario de la derecha y la competencia de Microsoft se está intensificando. Como resultado, Google deberá centrarse más en los costes, reduciendo entre un 10% y un 15% de su plantilla a tiempo completo en el 2009 y abandonando sus planes de construir un centro de datos en Oklahoma.

Y, por su trayectoria, Chowdhry no es el tipo de analista de ventas conservador. Su visión general es la siguiente:

Estamos reduciendo nuestras estimaciones sobre Google y estableciendo un nuevo objetivo de precios a 12-18 meses de 270 dólares. Nuestra investigación indica que la desafiante situación macroeconómica continúa empeorando el negocio de Internet de Google basado en la publicidad. Nuestros contactos nos comentan que el número de palabras clave ha bajado un 2%-5%, el tipo de compra de muchas palabras clave ha caído un 20%, mientras que tan solo han subido un 5% – 8% los tipos de compra de unas cuantas palabras clave. También nos dicen que Google se está beneficiando del paso de los medios tradicionales a los digitales en el campo de la publicidad, pero este cambio no es suficiente para superar las presiones macroeconómicas a la baja. Nuestros contactos añaden también que los usuarios en línea están dejando de prestar atención de forma selectiva a la parte derecha de los resultados de búsqueda, es decir, a los enlaces patrocinados. Esto podría reducir el número de clics de pago, lo que a su vez afectará de forma negativa a los ingresos de Google. Por otra parte, Microsoft está progresando en su frente de competencia con Google gracias a su nueva iniciativa de los “Live-ID” y, de momento, nuestros contactos no han observado ninguna respuesta competitiva por parte de Google. Por último, los conflictos de intereses internos de Google, que ya han hecho que la compañía tomase algunas decisiones empresariales bastante malas, continúan siendo el problema perpetuo de Google. Nuestros contactos esperan algunos cambios en la Junta Directiva de Google, ya que los intereses de un vicepresidente y los accionistas podrían no estar siempre perfectamente alineadas. Los contactos esperan que Google se centre en gestionar para el resultado final, lo que incluye realizar más despidos y cancelar la construcción de un centro de datos.

Fuente: ZDNet