Google y el mercado de wifi y teléfonos móvil en el Reino Unido

Google planea introducirse en el mercado de móviles y banda ancha del Reino Unido

Según un artículo publicado esta semana en The Guardian, Google está considerando la posibilidad de introducirse en el mercado wireless del Reino Unido después de que el regulador Ofcom haya propuesto recuperar más de un tercio del espectro de telefonía móvil que han estado utilizando Vodafone y O2 durante 22 años para subastarlo entre nuevos participantes.

Google pretende pujar también con más de 4.600 millones de dólares (3.265 millones de euros) por el espectro de EEUU cuando salga a la venta a comienzos del próximo año y se rumorea que está trabajando en su propio teléfono móvil, bautizado como Gphone, y en un servicio de pago por móvil llamado GPay.

La adquisición de una parte de las ondas de Gran Bretaña permitiría al motor de búsquedas californiano lanzar su propio servicio de telefonía móvil, así como impulsar el tipo de red de banda ancha inalámbrica basada en estándares libres que propone en los EEUU.

Cualquier paso de Google hacia el mercado wireless supondría una amenaza para las cinco redes de telefonía móvil existentes en el Reino Unido, que etsán intentando persuadir a sus clientes para que accedan a Internet desde el móvil para compensar las enormes bajadas de precios en el negocio principal de voz y texto. En lugar de cobrar a los clientes por acceso, como hacen las operadoras de telefonía móvil, Google aprovecharía su posición dominante en el mercado de la publicidad en línea para hacer dinero.

Según Ofcom hasta tres operadoras podrían utilizar esta parte de espectro 2G para ofrecer servicios de banda ancha inalámbrica. Las compañías Vodafone and O2, antiguamente Cellnet, no recibirán ninguna compensación a cambio y no podrán pujar en la subasta, prevista para el 2009, con el fin de intentar recuperar la parte que pierden.

Aunque es poco probable que la nueva subasta alcance los precios desorbitados de las anteriores, Ofcom calcula que la “liberalización” del mercado podría proporcionar unos beneficios de 6.000 millones de libras (8.615 millones de euros) para la economía del Reino Unido.

Las compañías tienen hasta el 29 de noviembre para responder a la propuesta de Ofcom.

Además, Ofcom ha propuesto también eliminar las restricciones tecnológicas sobre lo que las compañías de telefonñia móvil pueden hacer con el resto de su espectro, afianzando el camino para la extensión de los servicios 3G a más zonas del Reino Unido.

Fuente: The Guardian