Google renuncia a su plan de construir un Centro de Datos en Hong Kong

El gigante de Internet Google ha descartado su plan de construir un centro de datos propio en Hong Kong y, en su lugar, ampliará sus instalaciones en Taiwán y Singapur.

“Aunque vemos gran oportunidad y potencial en Hong Kong… no vamos a seguir adelante con este proyecto”, señaló Taj Meadows, gerente de comunicaciones de política para Asia y el Pacífico, a The Wall Street Journal el martes, citando como motivos, el coste y la dificultad de la adquisición de terrenos extensos en Hong Kong para construir la instalación.

Los centros de datos albergan ordenadores y sistemas de telecomunicaciones y almacenamiento; y, por lo general, incluyen fuentes de alimentación de respaldo y dispositivos de seguridad.

Meadows evitó responder cuando se le preguntó si la decisión podría deberse a la proximidad de Hong Kong con China, en donde Google ha tenido que hacer frente a diversos retos para la expansión de su negocio como consecuencia de sus roces con el gobierno chino a causa de la censura en 2010. Las tensiones entre los EE.UU. y China han aumentado en los últimos meses tras las revelaciones del contratista de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden, quien afirmó que la agencia estadounidense recopila información sensible.

El mes pasado, el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, expresó su preocupación por los informes que indicaban que el gobierno de los EE.UU. supuestamente espió sus centros de datos; y describió el acto como “escandaloso” y potencialmente ilegal si se demuestra su veracidad.

Google cuenta con 12 centros de datos a nivel mundial, siete de ellos con sede en los EE.UU.. La compañía ha anunciado una inversión de 300 millones de dólares para el centro de datos de Taiwán y 120 millones de dólares para las instalaciones de Singapur. Se espera que ambos centros entren en funcionamiento a finales de este año.

Google anunció por primera vez en el 2011 que construiría sus propios centros de datos en Asia y que pretendía adquirir terrenos en Singapur, Taiwán y Hong Kong. La decisión de establecer sus propios centros en Asia surge al observar Google, al igual que muchas otras empresas de Internet, un fuerte crecimiento del tráfico de Internet y un aumento de nuevos usuarios en muchas partes de Asia. Cada vez más consumidores utilizan teléfonos inteligentes y ordenadores tablet para acceder a videos en línea y otros contenidos que requieren mayor ancho de banda. Las empresas suelen decidir construir sus propios centros de datos para mejorar la seguridad.

Como resultado de la decisión de renunciar al centro de datos de Hong Kong, Google tendrá dos centros de datos en Asia: uno en el condado de Changhua, en Taiwán, y otro en Singapur.