Google prueba un nuevo prototipo de dron para el envío de paquetes

Es bien sabido que Amazon no es la única compañía que está trabajando en el desarrollo de drones o aviones no tripulados de reparto. En 2014, Google anunció su propio proyecto, denominado Project Wing, con el objetivo de desarrollar aviones no tripulados para el reparto de paquetería y mostró en vídeo las pruebas de su primer prototipo. Ahora, poco más de un año después, acaba de salir a la luz otro vídeo de un nuevo prototipo que promete recorrer 8 km en tan solo 5 minutos y con el que Google podría vencer definitivamente a Amazon.

Google prueba un nuevo prototipo de dron para el envío de paquetes

El primer prototipo de Google

A finales de agosto de 2014, Google anunció la culminación de la primera fase de su proyecto Project Wing, otro de los denominados proyectos “moonshot” de Google X, con la publicación de un vídeo en el que se podían ver las pruebas realizadas en Australia con un primer prototipo de dron. Como parte de las pruebas, el prototipo se utilizó para enviar paquetes a granjeros alejados de la civilización. [youtube https://www.youtube.com/watch?v=cRTNvWcx9Oo] En el vídeo se puede ver cómo durante la travesía el paquete va integrado en el cuerpo del dron, en una cavidad situada en la parte inferior, para que no interfiera con la navegación. Una vez llegado a su destino, el dron libera el paquete y utiliza una cuerda para hacerlo descender suavemente hasta el suelo, de manera que puede realizar la entrega sin aterrizar. Esta diferencia con respecto a los drones de Amazon, que necesitan aterrizar para realizar la entrega, podría ayudar a Google a reducir considerablemente los tiempos de envío. Por otra parte, el prototipo inicial de dron de Google está preparado para despegar y aterrizar en posición vertical, con lo que necesita mucho menos espacio para actuar.

Drones de Google

Sin embargo, en marzo de 2015, Astro Teller, jefe del laboratorio de investigación de Google X, anunció que la compañía había descartado el diseño del prototipo inicial por ser demasiado difícil de manejar y estaba trabajando en el desarrollo de un nuevo prototipo.  

El nuevo prototipo de Google

A comienzos de esta semana, Aaref Hilaly, socio de Sequoia Capital, publicó en Twitter otro vídeo grabado durante una prueba del nuevo prototipo de drone de Google, acompañado del mensaje: “Viendo los primeros pasos de una entrega con un dron, cortesía de Google X (promete 8 km en 5 minutos) ”. En el vídeo, se puede ver que el nuevo prototipo difiere bastante del inicial, mostrando un diseño mucho más ligero. El nuevo diseño, con una forma más parecida a la de un quadcóptero y perfiles aerodinámicos añadidos, incrementa considerablemente la velocidad de vuelo.

 

La competencia

Google y Amazon no son las únicas compañías que compiten por ser las primeras en desarrollar un avión no tripulado apto para el reparto de paquetes y completamente fiable. El fabricante australiano de drones, Flirtey, en colaboración con la NASA, ya ha desarrollado y probado con éxito un dron diseñado para el envío de medicinas a zonas de difícil acceso. La prueba, realizada en julio como parte de un ensayo público aprobado por la Autoridad Federal de Aviación de los EE.UU., constituye la primera muestra de una entrega realizada con éxito por un dron dentro de territorio estadounidense. Como parte de la prueba, el dron de Flirtey realizó tres vuelos de tres minutos desde el aeropuerto de Lonesome Pine, en Virginia, hasta la clínica del recinto ferial del condado de Wise, en Texas, logrando transportar 24 paquetes con suministros médicos, uno de ellos de 4,5 kg.

Dron de Flirtey

La idea era demostrar que los aviones no tripulados pueden ser útiles en caso de ser necesario llevar ayuda urgente a zonas rurales o remotas, a las que es difícil acceder con vehículos por tierra; y la noticia ha sido muy aclamada por el éxito logrado en las pruebas, no obstante, todavía quedan muchas cosas por resolver para lograr que sea algo realmente viable.  

Futuros retos de los drones

Por una parte, el alcance y tiempo de vuelo de los aviones no tripulados todavía es limitado, como para ser realmente viables en una situación real. Por otra, las normas y reglamentos que rigen el control y vuelo de aviones no tripulados en los EE.UU. han frenado su desarrollo. La proliferación de drones asequibles en el mercado para uso personal ha impulsado una rápida adopción por parte del público en general, sin ningún tipo de asesoramiento ni experiencia. Como consecuencia, se han producido algunos incidentes que han puesto nerviosos a los legisladores y han conducido a la puesta en marcha de un registro de aviones no tripulados de consumo. En la actualidad, la FAA está revisando la normativa sobre vuelos con aviones no tripulados en los EE.UU., para que los vuelos de drones comerciales sean seguros y estén regulados. Estados Unidos no es el único país en el que la legislación ha frenado el desarrollo de este tipo de aviones. En el Reino Unido, por ejemplo, la legislación actual prohíbe que los drones vuelen a menos de 50 m de una construcción o persona y a menos de 150 metros de una zona urbanizada. Además, la altura máxima de vuelo es sólo de 400 pies (122 m) y el dron debe permanecer siempre en la línea de visión y a menos de 500 metros del piloto que lo dirige. Esto ha frenado cualquier intento de utilizar aviones no tripulados para la entrega de paquetes o como vigilancia. Además, los pilotos de drones comerciales deben completar un curso de formación y solicitar una permiso especial de la Autoridad de Aviación Civil. En el caso de España, los primeros pasos para regular el uso de drones se dieron ya en julio de 2014, pero la norma introducida trata más de controlar el uso de los drones que de permitir el desarrollo de su inmenso potencial y, en general, se limita a prohibir su uso en “ciudades, pueblos o lugares habitados o en reuniones de personas al aire libre” y a determinar los requisitos y documentación que ha de reunir el piloto.  

Seguir leyendo: